domingo, 10 de septiembre de 2017

Editotial 74 ¿ROLAND LLEGARA A LA TORRE OSCURA?

-->
Lee con atención, pues las palabras asi como revelan, tambien ocultan. ¿has escuchado hablar del pistolero? Las leyendas hacen eco de su reputación, se dice incluso que es el último descendiente del linaje de Arthur Eld, el último de su noble casta. En otrora tiempos cuando John Farson, el títere del sinistro Rey Carmesí, aun no había atacado la baronía de Gillead, ser pistolero era pertenecer a la elite guerrera del mundo medio. Roland Deschain, hijo de Steven Deschain, afronto la prueba a sus tempranos catorce años y obtuvo sus pistolas, sin embargo, su imprudencia le hizo olvidar el rostro de su padre, así parecía, hasta que lo confronto y su padre pudo comprobar en su mirada que no lo había olvidado. El pomelo de Maerlyn y los malos consejos de Marten Broadcloack trajeron la desgracia y la maldición de Roland, su único consuelo era el credo. Si, así es, también has escuchado el credo del pistolero:
 "No apunto con la mano; el que apunta con la mano ha olvidado el rostro de su padre. Apunto con el ojo. No disparo con la mano; el que dispara con la mano ha olvidado el rostro de su padre. Disparo con la mente. No mato con la pistola; el que mata con la pistola ha olvidado el rostro de su padre. Mato con el corazón.”
Se dice que más allá de los dominios del Rey Carmesí, un escritor relato su historia, quizás producto de la casualidad o la improvisación, el buen sai firmaba como Richard Bachman, pero era conocido en la tierra piedra angular como Stephen King, residente de Maine, que inició esta épica epopeya moderna con estas poderosas líneas:
"El hombre de negro huía a través del desierto, y el pistolero iba en pos de él."
Un viejo poema de Robert Browning, Childe Roland to the Dark Tower Came (1885), apareció justo en el momento en el que el escritor olvidaba el rostro de su padre, inspirado a su vez en una tragedia de William Shakespeare El Rey Lear. Childe era un termino ingles para designar al primer hijo de un noble quien aun no había obtenido el titulo de caballero. Se dice también que un cantar de gesta dio forma al relato tiempo atrás: La Chanson de Roland. Ahora Roland busca su Ka-Tet, sus compañeros de travesía, su meta: llegar al último piso de la torre y reescribir todo de nuevo, incluso al hombre de negro ¿qué pasará cuando alcance su objetivo?

No hay comentarios: