lunes, 20 de enero de 2020

EL PROYECTO LÁZARO: CASO TZ59-SERLING


Resultado de imagen para sesiones de espiritismo

La actual oferta narrativa audiovisual entra en cuarentena. Series y películas padecen una sintomatología que debe ser tratada con urgencia, de lo contrario todo esfuerzo será en vano. El diagnóstico inicial arrojaba lo siguiente: estancamiento argumental, afecciones de nostalgia avinagrada y sobrevalorados efectos especiales. La rueda de prensa ofrecida por la junta directiva del Proyecto Lázaro, concordaba en declarar la pandemia mediática. En el comunicado, que fue bastante explícito y alarmista, enfatizó en la condición de ciertas franquicias como producto cultural y las circunstancias que las rodeaban, las mismas que posibilitan su creación, por ende, se preguntan por el beneficio que podría representar traerlas de nuevo a la vida, teniendo presente que su estado de conservación no ha sido el más óptimo.

Uno de los candidatos revisados para el proyecto estaba rotulado por las iniciales TZ59. Dicha etiqueta alude a The Twilight Zone estrenada en 1959, emitida por la cadena CBS. La noticia de que Amazon Prime “estrenaría” la primera temporada de la Twilight Zone, o Dimensión Desconocida como fue conocida en América Latina, cayo con escepticismo entre los devotos de la serie original. La Dimensión Desconocida fue una popular serie televisiva creada por el guionista y productor Rod Serling, quien también hacía las veces de anfitrión, nos llevaba a diversos rincones del inconsciente que bajo ninguna circunstancia hubiésemos recorrido. Tras recolectar las muestras y someterlas al escrutinio del buen juicio argumental, esta serie, que se presenta como una antología altamente aleccionadora, respondía a un contexto totalmente diferente al que vivimos actualmente. Los exigentes espectadores anhelan novedosas premisas que abandonen esos imaginarios recalcitrantes de la desaparecida cortina de acero, algo que realmente estimule su nervio óptico y lo lleven al nirvana narrativo.

Para las expectativas del Proyecto Lázaro, Serling, quien gano reputación no solamente como excelso guionista sino como detractor de la censura impuesta por esos anunciantes y las cadenas televisivas, representaba el espíritu y la voz de aquel álgido momento. Impulsado a combatir la censura, Serling busco la manera de zafarse de esta regulación y la encontró en la creación de su propia serie: The Twilight Zone. Para esa época, llena de fantasmas y susurros paranoicos del este, sus contenidos eran altamente novedosos para el medio.  Cada episodio, apuntando a la metáfora y la alegoría, hablaba de problemáticas excluidas por la programación habitual, envolviéndolas en las atractivas premisas de la ciencia ficción, la fantasía y el terror; géneros menores según la elite literaria de aquel entonces, pero con el mayor potencial para la necesidad de Serling.

El racismo, la xenofobia, la paranoia, la ludopatía, la arrogancia, por mencionar algunas, se daban cita en aquella Twilight Zone, la zona crepuscular, una referencia al intersticio entre el inconsciente y el consciente del intelecto humano donde todo puede ocurrir, incluso no poder salir de ella.  Sin excesivos recursos tecnológicos, se notaba el enfoque primordial en el argumento y la capacidad actoral, lo que hacían de cada entrega un deleite narrativo de gran valor. Luego de 156 capítulos, la CBS cancela el programa. Serling se enfoca en la industria cinematográfica y cierra la puerta que seria reabierta en varias ocasiones por sus fervientes seguidores.

Tras recuperarla, como otras tantas franquicias, comienza su trasegar para impregnarse en la mente de los incautos espectadores de la década de los ochenta y los noventa. Una de ellas fue en 1983 con la película The Twilight Zone, a esta le siguió un reinicio en 1985, otra en 2002 y luego vendrán algunas películas y su reinicio en 2019. 

Para quienes ya lo han visto, el veredicto es el mismo: Mala. El primer episodio, que alude a un comediante que para hacerse exitoso debe hacer uso de un curioso recurso: desaparecer a la persona sobre la cual se burla, es increíble, una gran apertura, pero el resto se vuelve en un reencauche de las viejas premisas con cambios argumentales que no la benefician del todo, por el contrario, se notan bastante forzadas y poco creíbles. Quizás el último episodio, que hace las veces de carta de amor a Serling, hace simpáticas reflexiones sobre el arte de narrar y la manera de producir relatos para un mundo cada vez mas desencantado y carente de sorpresa, un mundo que ya no produce, reproduce los viejos esquemas para refugiarse en un presente continuo.

En conclusión, este caso pasa a manos del comité de vigilancia aristotélica quien tomara la última decisión sobre el particular. Mientras se anuncia el resultado, seguiremos revisando otros prospectos en busca de aquello que merece ser devuelto a la vida y que represente una ganancia para el imaginario colectivo.  

sábado, 11 de enero de 2020

Editotial 97: Ingresando en la zona crepuscular

Resultado de imagen para rod serling

Las historias de campamento resultan ser una manera de reunir y confrontar los miedos más profundos que emergen justo en ese punto donde cae el sol y se levanta la noche. Cada invitado, al calor de la fogata, contaba a los otros incautos asistentes un relato que los sumergía y contagiaba de diversas maneras al punto de entrar en pánico. Historias de adolescentes que usaban todo aquello que la literatura seria consideraba basura impresa en papel de pulpa. ¿qué pasaría si alguien usara esas fantasías juveniles y las convirtiera en una manera de exponer la condición humana entre la profundidad de sus miedos y la cima de su conocimiento?

El escritor y productor Rod Serling, quien trabajaba escribiendo anuncios para la televisión de Cincinnati, decide abandonar la estabilidad para dejar de cuestionar el medio televisivo y transformarlo de manera radical. Cansado de lidiar con la censura impuesta por los anunciantes y las cadenas televisivas, Serling desarrollo un formato que envolvía temas como el racismo, la xenofobia o las doctrinas en metáforas de ciencia ficción, fantasía y terror con un giro cruel o bastante absurdo para que los televidentes quedaran profundamente cautivados. Así nació lo que se conoce ahora con el nombre de La Dimensión Desconocida.

Estrenada el 2 de octubre de 1959, esta antología audiovisual reunió y reúne lo mejor del talento literario y actoral para llevarnos al lado oculto del inconsciente y abrir esa ventana a la zona crepuscular, ese no lugar que confronta esa delgada línea entre el arte y el entretenimiento. Sin duda el legado de Serling ha demostrado con creces como las formas y estilos narrativos menores pueden elevarse a una forma de arte que permite cuestionar la realidad y al mismo tiempo entretener.

En 1964, tras 152 episodios, CBS cancela la serie. Serling escribió cerca de 92 guiones, los demás cayeron en manos de Richard Mathesson, Ray Bradbury, entre otros. Para 1985 se reactiva la franquicia con un intrigante tono que extrapolaba los ecos de la guerra fría entre supersticiones y hechos que desafiaban la noción de realidad. En 2019 se lanza en la plataforma Amazon Prime una primera temporada de The Twilight Zone presentada por el escritor y director Jordan Peele, es por tal motivo que queremos dedicar este número para hablar un poco más de este programa que ha marcado a varias generaciones y su influencia se ve reflejada en series como Black Mirror o Habitación 101. Sin más preámbulos abramos la puerta y que pase lo que tenga que pasar teniendo presente estas palabras:

Al igual que el crepúsculo que existe entre la luz y la sombra, hay en la mente una zona desconocida en la cual todo es posible; podría llamársele, la dimensión de la imaginación, una dimensión desconocida en donde nacen sucesos y cosas extraordinarias como lo que ahora vamos a ver. ¿Que no es posible?, Todo es posible en el reinado de la mente, todo es posible en la "Dimensión Desconocida".”

viernes, 13 de diciembre de 2019

Pesadilla de una noche de invierno: sobre Carnivale Row

Resultado de imagen para carnivale row
Rycroft Philostrate (Orlando Bloom) y Vignette Stonemoss (Cara Delevigne) protagonistas principales de Carnivale Row

La mayoría de espectadores de streaming no pueden dejar al margen a Juego de Tronos. Si bien esta serie tuvo su momento de esplendor en las primeras temporadas, con algunos buenos episodios y un final que dejó a mas de un seguidor en incertidumbre, no puede seguir siendo el canon para valorar otras series que se acercan a la fantasía oscura. Carnivale Row -la apuesta de Amazon Prime para incursionar en el género fantástico - es un relato armado con retazos de Shakespeare, Julio Verne, jack el destripador y algunos toques de New Weird nos lleva a un mundo donde el reino de las hadas cae ante los conflictos imperialistas entre el Burgo - digna de otras tantas ciudades creadas como la Bas-Lag de Mieville o la Arkham de Lovecraft -  y el Pacto. 


Rycroft Philostrate, inspector de la policía del Burgo, esta a cargo de investigar el asesinato de una reconocida cantante hada. Su empatia hacia los bodrios (así se denominan a las hadas, faunos, pucks y demas criaturas no humanas) no cae muy bien entre algunos de sus compañeros policías.  Por otro lado tenemos a Vignette Stonemoos, una hada guerrera que ayuda a las pocas hadas para llevarlas a una fragata de contrabando y así ganarse algunas monedas para comprar su pasaje hacia el Burgo. Philostrate ostenta la cosmovisión de un sistema que lo adopta desde su tierna infancia y que ha sido convencido de ser un alguien que no es, adaptarse a las reglas del Burgo cuando su pasado nos revela un giro que representa la solución al caso y al mismo tiempo su liberación. Vignette, hada guardiana de la biblioteca de una fortaleza de las hadas que es reclamada por el Burgo como fortin estratégico para defenderlas del ataque de El Pacto, una facción que quiere acabar con las hadas. Estas dos lineas se cruzan al tercer episodio donde nos cuentan que Philostrate era soldado y como se enamora de Vignette, relación que se termina abruptamente por un ataque de El Pacto.

En los siguientes episodios aparecen mas asesinatos que comienzan a tener relación con el detective Philostrate, cometidos por una especie de homunculo que guarda parentesco con el demogorgon de Stranger Things, una criatura mágica guiada por una misteriosa persona. Entre tanto el canciller Absalom Breakspear debe afrontar la creciente llegada de bodrios y como esto altera los ánimos de los residentes nativos del Burgo, quienes ven amenazada su estabilidad (nada lejano en estos tiempos de migraciones forzadas). Dentro de los inmigrantes, llega Aegrus, un puck que compra una de las residencias mas opulentas en el sector privilegiado del Burgo, lo que genera una alta expectativa y al mismo tiempo rechazo. Estas subtramas, que son argumentos interesantes, pierden en algunos momentos el hilo y diluyen sustancialmente el potencial de la historia. 

En lo que respecta a la ambientación se puede ver mucha atención a los detalles, el solo hecho de adaptar la ciudad de Praga para convertirla en el Burgo y los demás paisajes nos transportan a ese romanticismo decimononico victoriano. Sin duda René Echavarria (guionista de series como Star Trek la nueva generación y Deep Space 9) y Travis Beacham tienen una ardua labor en la segunda temporada, en razón a hilar mas fino con las subtramas y ver como expandir la premisa. Por lo pronto puedo decir que es entretenida y la trama policíaca me recuerda en momentos algunos pasajes de la novela Kraken (2010) de China Mieville. Recomendada para aquellos que gustan de lo fantástico y los personajes exóticos.  

miércoles, 11 de diciembre de 2019

Una Corona para el rey gitano: una reseña de la serie Peaky Blinders

Fotograma de la serie de Netflix 'Peaky Blinders' / BBC
Fotograma de la serie Peaky Bliders / BBC

Hacia mucho que debía haber visto esta serie, una recomendación de esas que no se pueden dejar pasar. El primer episodio abre con un hombre que lleva su caballo ante unos aldeanos chinos quienes le hacen una suerte de ritual para la buena suerte, esto nos dice mucho de ese hombre llamado Tom Shelby, un héroe de la primera guerra mundial, condecorado, que ahora quiere hacerse a su propio nombre en el mundo de las apuestas y como líder nato de los Peaky Blinders; un hombre creyente de las costumbres gitanas que quiere alcanzar el rango social mas alto de Inglaterra. En una parte de este primer episodio un hombre mira la gorra de Tom y nota que tiene esquirlas de vidrio incrustadas, pronunciando estas palabras: una corona para un rey, estas palabras serán el detonante de la ambición de Tommy Shelby. 

Cada temporada nos muestra como Tom, tras ir escalando mas alto en la piramide social, se encontrara con varios obstáculos que pondrán en tela de juicio sus decisiones y los daños colaterales que sufrirá su familia. Todo comienza en 1919, unos meses despues del fin de la gran guerra, en la ciudad de Birmingham. Allí residen los Shelby, una familia de gansters irlandeses de origen gitano, dirige un local de apuestas hipicas. Tommy Shelby es un hombre con ambiciones y para asegurar su primer peldaño de su ascenso social Tom oculta un cargamento de armas destinado a la guerra de Libia. Luego se enfrentara a otras pandillas rivales: los italianos, los judíos, los Billy Boys, los comunistas y los fascitas; confrontaciones en ultimas que pondrán a Tommy a cuestionar si tales sacrificios valdran la pena. 

Creada por Steven Knight en 2013, conocido por los guiones de "Promesas del Este" y "La Isla Siniestra" (co-escrita con Laeta Kalogridis) se basa en una pandilla real. Acorde a la ficha policial los Peaky Blinders fueron una pandilla criminal de BirminghamInglaterra, durante el periodo de la Gran Guerra. Los miembros de esta pandilla llevaban un atuendo característico: chaquetas a medida, abrigos con solapa, chalecos con botones, pañuelos de seda, pantalones de campana, botas de cuero y gorras planas con visera. Fue una de muchas pandillas juveniles urbanas en aquella época. Según Carl Chinn (1956) - historiador, escritor y realizador de radio inglés - se decía que el nombre Peaky Blinders provenía de la práctica de coser hojas de navaja en el borde de sus boinas inglesas, las cuales utilizaban como armas.​ Chinn describe esto como un escenario poco realista y dice que otra explicación es que «peakys» era un apodo común para las populares gorras inglesas con viseras.​ Las pandillas eran conocidas por tener un estilo de ropa distintivo, llevando gorras inglesas, corbatas, pantalones acampanados y chaquetas cuya "línea de botones de latón en la parte frontal inferior daba una especial distinción".​ Su estilo de vestido era similar al de otras pandillas de Mánchester, donde existieron muchas pandillas durante la época.

Lo que mas me agrado de esta puesta en escena es conocer, gracias a cada personaje visto en cada episodio, la historia de esa Inglaterra industrial gobernada por el Rey Jorge tras el reinado de Victoria. Se pueden ver las tensiones laborales, la lucha de clases, los niveles de ilegalidad que permitían infiltrar las instituciones, el impacto de la caida de la bolsa de Wall Street en 1928 y las posturas ideológicas que marcaron el periodo entre guerras, en especial con la llegada de movimientos fascistas en la última temporada. Por todas estas razones recomiendo muchísimo esta serie, en verdad una gran apuesta sobre mafiosos que se sale de los cánones habituales.  

viernes, 22 de noviembre de 2019

¿No hay alternativa?

Una reflexión que tenia entre pecho y espalda

Las recientes manifestaciones de inconformismo contra el actual gobierno abre el espacio para reflexionar sobre los aspectos que ha venido generando el modelo económico neo-liberal, no solo en Colombia, también en América Latina, frente a los designios de quienes realmente gobiernan: los conglomerados corporativos.

He leído parte de la obra de pensador Mark Fisher, parte del CCRU (Cibernetic Culture Research Unit) y una de las alternativas para transformar esta situación es lo que denomina "organizar la acción colectiva". Lastimosamente algunos medios ofrecen cubrimientos parciales que rasgan la superficie y distorsionan la cuestión de fondo para promover un estado de emergencia e introducir nuevas políticas de regulación que podrían conducir a una dictadura.

Las manifestaciones son necesarias, como en los sistemas biológicos, reaccionar ante aquello que afecta el equilibrio es algo natural. Son muchos los que quieren un verdadero cambio y lo hacen siguiendo el conducto regular: marchas, plantones, cacerolazos y otras manifestaciones artísticas. El problema comienza con el vandalismo, fomentado por minorías cuyos intereses operan fuera del bien común, en especial en las zonas periféricas del casco urbano, ocultan a la gente humilde que valientemente se opone a estos actos de cobardía.

Los saqueos están a la orden del día, el ingresar a las casas para robar, atacar los supermercados y grandes superficies; acciones que tiñen de mala fe las acciones que esta realizando la mayoria para generar una transformación y cambiar la mentalidad irascible que cae en las trampas de oso que circulan por las redes sociales.

El inconformismo no es algo nuevo, ya se venia inoculando desde tiempo atras. El actual gobierno, desde su inicio, ha comenzado una carrera por introducir una serie de reformas que privilegia a los conglomerados y perjudican a los trabajadores, estudiantes, comerciantes y gran parte de la sociedad. Es importante reconocer que se suele tener una falta de tacto y un desconocimiento de causa frente a la situación, lo que genera discusiones importantes que ayudan a comprender mejor la situación.

Desde este espacio queremos extender un fuerte abrazo a todos y todas esas personas, jóvenes, docentes, activistas, gestores culturales, colectivos artísticos; resistencia ante los violentos, ante las intimidaciones y demás mecanismos ruines que quieren marchitar y nublar las buenas intenciones de esta sociedad inconforme, que solo busca dejar a las futuras generaciones una oportunidad para perpetuar su legado.

Volviendo a la pregunta que abre esta reflexión, si hay alternativa: es deber generar un intercambio de saberes que ayuden a los diversos sectores de la sociedad a tener acceso a las mismas oportunidades y que logremos generar espacios de reflexión y conocimiento que integren el fragmentado tejido social que es quebrado por los mecanismos de intimidación y represión.

jueves, 31 de octubre de 2019

Editotial 96 El progreso: la última instantánea del capitalismo realista


Resultado de imagen para rick deckard reading
Blade Runner(1982) Ridley Scott
 
>Implante Mnemónico Replicante 01 > Los Ángeles, noviembre de 2019

Rick Deckard esta leyendo el periódico en busca de alguna oferta de empleo. Detrás de él esta un kanji hecho en tubos de neón cuyos colores sirven de luz de relleno alumbra el papel sintético sobre el que reposan esos anacrónicos caracteres mecanografiados que registran el futuro pasado. En la sección del horóscopo alcanza a leer: "El progreso se ve paso a paso. Define el lugar al que quieres ir y déjate guiar por tu instinto. Concentra tu gran energía en el trabajo y veras resultados sorprendentes." Deckard levanta la mirada y contempla la concurrida calle en busca de algún lugar para comer algo, la noche es larga y el lugar al que quiere ir no es precisamente aquel que denomina hogar, es mas una deriva hedonista. Deckard ha dejado de soñar con el futuro para vivir en el único destino seguro: el presente. 

>Implante Mnemónico Replicante 02 > Bogota, noviembre de 2019

Transcribo mis pensamientos sobre la figura de Rick Deckard, el detector o cazador de replicantes de Blade Runner, en un intento de editotial que ayude a conectar un hilo que viene extendiéndose desde meses atras. La nostalgia me invade, me transporta por un breve instante a 1992 donde vi por primera vez esta película de culto. Ese instante ha perdurado tanto en mi memoria debido al impacto que produjeron sus imágenes y diálogos en mi. Muchos recuerdan las palabras de Batty, el líder replicante que salva a Deckard, en plena lluvia: "todos esos momentos se perderán como lagrimas en la lluvia." 

>Referencia oculta > Parche Mnemónico_1982 > Cyberpunk

Una vanguardia transgresora y radical denominada cyberpunk emerge en los nuevos mapas del infierno, ideada por Bruce Sterling, Rudy Rucker y William Gibson. Para 1984 aparece la multipremiada novela Neuromante, que oficializo y propago rápidamente el cyberpunk como una promesa contundente frente a ese no futuro de finales de los años 70, ambientado con los crudos y repetitivos acordes del punk, el neon y los implantes cyborg; que luego se diluyo como lagrimas en la lluvia. Hoy dia se puede decir que el panorama narrativo se enfoca mas en advertir que en imaginar. Retomando nuevamente esa nostalgia aferrada, los lectores de ciencia ficcion están siendo llevados a escenarios atrapados en bucles temporales que les evocan su infancia o adolescencia, ideas felices a la manera de Peter Pan y su secreto para no crecer y convertirse en un adulto amargado por la falta de oportunidades.

>Implante Mnemónico Replicante 02_B > Bogota, noviembre de 2019

He de confesar que esperaba mas al llegar al 2019. Al menos quería ver el primer auto volador que tanto prometían las portadas de amazing stories; me hubiese conformado con un replicante merodeando la interzona transmilenio; quedaría satisfecho al menos con una noticia sobre las colonias mineras de marte. Que se ha cumplido realmente: el calentamiento global, la especulación inmobiliaria, la sobrepoblación, las vídeo llamadas y la lluvia ácida. Leo el periódico y al llegar al horóscopo me sale el mismo vaticinio de Deckard, eso que llaman progreso fue tan solo una idea fabulada por el desarrollo expansionista que halagaba el avance tecnologico, la implementación de leyes cibernéticas para hacer mas eficiente la sociedad y el ascenso de las corporaciones como franquicias. 

>Editotial 96 > sub index > Contenido > El presente

Con este pesimismo critico, en las siguientes paginas abordaremos el impacto del pensamiento de Mark Fisher, quien decidió abandonar este plano material en 2017 y cuyo legado se esta convirtiendo en el nuevo combustible de una nueva cantera literaria y visual denominada aceleracionismo, acuñada por el filosofo, escritor y editor Nick Land, en la que convergen William Burroughs, William Gibson, Lovecraft y Ramiro Sanchiz. Sin mas preámbulos vemos que nos depara el presente.

-->

martes, 22 de octubre de 2019

El futuro, bah!, que nos importa


Resultado de imagen para gran hotel abismo comic
Imagen extraida del cómic Gran Hotel Abismo de Marcos Prior y David Rubin / Astiberri 2017
Una alerta señala que han subido lo que promete ser el final de temporada de una de las fabulas mas longevas que ha nutrido la imaginación de una gran audiencia. Mas de tres generaciones siguen de cerca cada episodio, cuyos ganchos narrativos son cada vez mas inciertos. Una plataforma de streaming alojada en un servidor pirata ucraniano se encarga de viralizar la señal para que mas de siete mil millones de espectadores vean esta epifanía producida con un escaso presupuesto.  Aparece el cabezote con una tipografía intervenida, rasgada y con indices de oxidación, compuesta de manera trasgresora: El Futuro. 
Tras la transición a negro la cámara  enfoca a un encapuchado corriendo a toda marcha para lanzar su flamígero coctel molotov contra la fachada de un centro comercial. La multitud iracunda aplaude y vitorea el acontecimiento y contempla, como si se tratara de un espectáculo pirotécnico, la explosión. Los saqueos no se hacen esperar. Los marchantes lanzan arengas incendiarias a los incompetentes funcionarios estatales. La fuerza de represión espera la orden directa desde el estado mayor, no saben que hacer. El comité presidencial tampoco ofrece alternativas mas que evadir el estado de emergencia y continuar tomando sus whiskys, actuando como si no pasara nada. El ejecutivo esta acorralado. Transición a negro y aparecen los créditos, se anuncia la cancelación, lenta por cierto, de la siguiente temporada, ya no habrá mas episodios de “El Futuro”.
Podría ser un fragmento de una novela distópica escrita al mejor estilo de un Orwell o un Huxley algo avinagrado con ciertos dejos de fatalismo progresista, pero no esto ya esta sucediendo, el futuro ya esta aquí, la única certeza es el presente, el mañana ya ha dejado de existir. Durante este año circularon memes, gifs y fotos virales extraídas del clásico film que marco la pauta de la ciencia ficción cinematográfica Blade Runner. ¿por qué esta película en particular? La razón es muy sencilla: la accion se situaba en noviembre de 2019. Para su estreno de 1982 los computadores aun estaban a medio camino de su desarrollo, los arcades y los juegos de video comenzaban su carrera, el neón invadía las calles iluminando las pomposas chaquetas con patrones geométricos y tonos pastel. Los espectadores salieron con sus mentes bombardeadas por las imágenes de replicantes, autos voladores, colonias en Marte, ingeniería genética callejera, videollamadas y otras maravillas que llegarían en 2019.
Han pasado 37 años y no hay autos voladores, ni replicantes, ni mucho menos hay ingeniería genética callejera. Tenemos videollamadas, contaminación, sobrepoblación, Internet y un cargamento de fantasías sobre la clase creativa, la autonomía intelectual y predicciones tecno-futuristas retro. El futuro no importa, el presente es ahora y debe ser disfrutado como si fuese el último que viviéramos. Como le  sucede al fotógrafo del cuento de William Gibson “El Continuo Gernsback”,  estamos viviendo una etapa cultural que anhela un furturo que nunca llego, viven inmersos en los efectos de lo que llaman hauntología, concepto tomado de Derrida y potenciado por el recientemente fallecido Mark Fisher. Fisher expreso alguna vez, conversando con Bifo Berardi que nos enfrentamos a “la lenta cancelación del futuro”, esto a consecuencia de la expansión agresiva del neoliberalismo desde finales de los 70, con un planeta sobreexplotado, desigualdad y la precariedad de la vida cotidiana, el anacronismo acelerado y el movimiento hedonista que hace del presente el único destino posible.
En este escenario solo nos queda preguntar ¿cómo recuperar esos futuros perdidos? Y de ser así ¿hay alguna posibilidad de alcanzarlos?   

viernes, 18 de octubre de 2019

Colaboración para El Cortopunzante, edicion Halloween

¿Se ha preguntado por que ya casi nadie habla de disfraces, dulces, treinta y uno o Halloween? ¿será acaso una conjura de los conglomerados navideños contra el Hallows Eve o Noche de los Espíritus?¿El Clan de los Santa y la Logia Krampus tendrán algo que ver? Es posible que tengamos soluciones para todo menos para esta clase de elucubraciones, lo que si es cierto es que con el paso de los años la navidad a expropiado los meses de noviembre y octubre, un bocadillo para saciar sus ganas de saqueo cultural. Este salvaje comportamiento ha beneficiado a las empresas fabricantes de placebos táctiles y visuales que aprovechan toda veta de emisión y recepción de información sugestiva y altamente intoxicante para inducir a la persona a comprar lo que no necesita, trasbocar aquello .
Todos pensamos que era algo pasajero, un mes a lo sumo y luego, por la falta de éxito, regresaría a su mes originario, diciembre, o se iría para el abandono total en el espacio interior, en las costas del olvido. Acorde a nuestras fuentes fidedignas se puede evidenciar como los mismos consumidores alimentan este circuito a tal punto que han diseñado una experiencia conjunta: sonido, transporte y aromaterapia; justo lo que necesita el Colombiano promedio.
Hace pocos días el FBI desclasifico el expediente del caso SNK-2418. En dicho expediente se encuentra la documentación precisa, los movimientos financieros, las listas de gnomos y duendes dobles llamado el acuerdo POLONOR-ALASKA, una alianza secreta entre los Rusos y los Inuits para debilitar a KULHOLE International. Nuestro departamento de Investigaciones Escatológicas Visuales ha seguido muy de cerca este caso y una de sus conjeturas se relaciona con la compra de las acciones de una pequeña compañía artesanal de disfraces por parte de la multinacional KULHOLE International, ahora conocida como SANTA CLAUS INC.
Si están leyendo esto miserables explotadores SANTA CLAUS INC., dejen que los disfraces salgan de los armarios, dejen que corran libremente por las frías calles de esta pseudo-capital aspirante a convertirse en la Amsterdam suramericana, dejen que los niños y adultos proyecten sus miedos en esas pieles de nylon y poliéster al compás de aquella dulce melodia: Triqui, triqui Halloween, quiero dulces para mi y si no me das… (trate de evitar a toda costa recordar ese condenado estribillo “quiero paz, quiero amor, quiero dulces por favor”). SANTA CLAUS INC: Devuélvenos octubre, devuélvenos esa noche en la que dejábamos de ser nosotros para convertirnos en los fetiches de una cultura acomplejada y doliente.

sábado, 24 de agosto de 2019

De Yókais y otros Demonios: Una reseña sobre Hungry Ghost de Anthony Bourdain


“Estos son los pecadores parásitos, los vampiros que se alimentan del horrible apetito de unos pocos mientras otros se esfuerzan.”
Anthony Bourdain, Houngry Ghost
Resultado de imagen para hungry ghost comic
Hace unos días me termine de leer Hungry Ghost, una antología de cuentos de terror al mejor estilo de los clásicos comics de la E.C Comics de William Gaines, escrita por el reconocido chef, viajero y escritor Anthony Bourdain con ayuda del también escritor Joel Rose. 

En mi caso el nombre de Anthony Bourdain me era desconocido hasta que vi su programa Sin Reservas, transmitido por el canal TLC. Indagando un poco y preguntándole al oráculo virtual Google encontré que nació en 1956 en Nueva York, fruto de la unión del ejecutivo de Columbia Records Pierre Bourdain, especializado en música clásica, y de la periodista del New York Times Gladys Bourdain; tal vez de ahí provengan sus habilidades narrativas. En su biografía Confesiones de un Chef declaró descubrir que su gusto por la culinaria inicio al probar una ostra por primera vez en La Teste-de-Buch, una comuna y población de Francia, en la región de Nueva Aquitania, departamento de Gironda, en el distrito de Arcachón. Es la cabecera y mayor población del cantón de su nombre.
Volviendo a Sin Reservas, Bourdain visita diversos países y ciudades alrededor del mundo, y lugares dentro de Estados Unidos, donde los anfitriones le muestran la cultura y cocina local. La serie, estrenada en 2005 en el Travel Channel, tenía un formato y contenido similar a uno de sus anteriores show: A Cook's Tour, emitido en Food Network entre 2001 y 2002. Su interés se centraba en las personas, su diario vivir y como esto se veía reflejado en su gastronomía y cultura, siempre con total honestidad. Eso es precisamente lo que me llamo la atención de Houngry Ghost, esa exquisita combinación de exóticas recetas culinarias glaseadas con los mitos y leyendas del Japón feudal del periodo Edo.
En 2016 se une al escritor Joel Rose para crear la novela gráfica Get Jiro, editada por el sello Vertigo Comics, se preguntaran ¿De que trata? Y les responderé que en esta historia, ambientada en una versión distópica de Los Ángeles, regidas por dos bandos de chefs en la que Jiro, nacido como heredero de una familia criminal Yakuza, esta decidido a demostrar su valor en el mundo culinario. Esto lo llevo a   estudiar, en secreto, la rica tradición culinaria de su tierra natal, algo que tendría repercusiones significativas si fuese descubierto por su padre gángster. A medida que el interés de Jiro en las artes culinarias se profundiza, su capacidad para mantener separados sus mundos artísticos y criminales se vuelve demasiado grande, lo que desencadena una gran pérdida personal que cambiará para siempre el camino de Jiro. Sin mayores repercusiones esta historia represento la incursion de Bourdain en los terrenos del noveno arte. 
https://d2lzb5v10mb0lj.cloudfront.net/common/salestools/previews/3000823/3000823p3.jpg
En 2018 Bourdain y Rose hacen una segunda incursion grafica con  Hungy Ghost, editada por el sello Berger Books de Dark Horse, y no es coincidencia que nos remita a la legendaria editora Karen Berger, sin ella no hubiese sido posible la invasion inglesa del comic en los noventa con titulos como Sandman (Neil Gaiman), Preacher (Garth Ennis), Transmetripolitan (Warren Ellis) y The Invisibles (Grant Morrison); por nombrar algunos. Sin duda el camino abonado por Get Jiro llevo a Bourdain a explorar una de sus obsesiones: la mitica tradicion japonesa del periodo samurai. 
Resultado de imagen para hungry ghost comic
Para Hungy Ghost Bourdain utiliza un punto de partida sencillo y atractivo al mismo tiempo. La estructura y el tono narrativo se basan en un juego japonés del período Edo (que comprende desde el 24 de marzo de 1603 hasta el 3 de mayo de 1868) llamado Hyakumonogatari Kaidankai, este consiste en que los participantes se encierran en una habitación con cien velas encendidas y se van turnando para contar historias de terror, apagando cada uno una de las velas al finalizar su relato, a medida que avanza la velada cada vez habrá menos luz en la habitación. El objetivo es asegurar que ningún espíritu malvado haya poseído al narrador durante relato echándose un vistazo en un espejo para asegurarse de que sigue siendo él mismo. Esto era practicado originalmente por los Samuráis de dicho periodo.  Para esta historia los jugadores son un grupo de chefs que acaban de preparar una ostentosa cena en Long Island para un grupo de magnates que disfruta de las excentricidades. De esta forma, el cómic se convierte en un conjunto de historias cortas de terror con la comida como denominador común (aunque una de las participantes se salta esta regla), historias para las que los autores se han basado principalmente en el folclore japonés de ciertos espíritus y demonios. Tanto Rose como Bourdain (fallecido en junio de 2018) convergen en que este conjunto de historias rinden tributo a la EC Comics de los años 50 y sus títulos The Hount of Fear, The Vault of Horror y Tales From The Crypt al igual que a sus anfitriones La Vieja Bruja, El Guardian de la Cripta y el Tio Creepy. 
 Resultado de imagen para hungry ghost comic
 Resultado de imagen para ec comics
 Para mi, poco amante del terror, me gusto bastante la receta de Bourdain con las especias de la tradición mitológica y culinaria japonesa; la cocción aportada por los ilustradores invitados y el sazón cromático aportado por el colorista Jose Villarubia, que en cada ojeada nos va acercando in crescendo hasta el aterrador final que me dejo altamente perplejo y complacido. Destaco las historias Salty Horse, ilustrada por Leonardo Manco (Hellblazer All His Engines), donde la obsesion por comer caballos traerá la desgracia al capataz de un rancho en España; Deep, ilustrada por Sebastian Cabrol, que nos traslada al oscuro mundo de la cocina de un recinto presidiario y los demonios Kappa; Boil in the Belln, ilustrada por Paul Pope (Batman año 100), en la que un joven cocinero es invadido por un gusano que nunca esta satisfecho y quiere comer sin parar hasta que un experimentado médico descubre que es algo mas que un espíritu. La edición trae como anexo un recetario y un glosario de los demonios y espíritus que aparecen en las historias. Un bello homenaje póstumo para Bourdain y su legado culinario, muy recomendado.  
 Resultado de imagen para hungry ghost comic

martes, 6 de agosto de 2019

El Proyecto Dead Media / Una propuesta modesta y un llamamiento público por Bruce Sterling bruces@well.com


Resultado de imagen para dead media project
¿Alguna vez has notado cuántos libros hay sobre Internet en estos días? Alrededor de 13,493 hasta ahora, ¿verdad? ¿Y qué hay de "multimedia"? Hay 8.784 libros sobre este tema, a pesar de que nadie ha definido con éxito el término. CD-ROM: ¿queda un solo tema comercializable que no se haya incluido en el vasto fango digital que es el CD-ROM? ¿Y qué hay de la "Autopista de la información" y la "Realidad virtual"? Todas las revistas del planeta han hecho historias de portada de vaporware sobre estas dos alucinaciones consensuadas.
Nuestra cultura está experimentando una profunda radiación de nuevas especies de medios. Los medios centralizados y dinosaurios de uno a muchos que rugieron y pisotearon durante el siglo XX están mal adaptados al entorno tecnológico posmoderno. El nuevo entorno de los medios de comunicación está lleno de mamíferos digitales con dientes. Aquí hay linces y topos allí, además de webcrawlers venenosos grandes y gordos, que aparecen en profusión del Pleistoceno.
Todo esto está muy bien, y es encantador que tanta gente esté prestando atención a esto. Como futurista profesional del garaje, nada me da más placer que reflexionar sobre algún nuevo medio mutante extraño y preguntarme cómo este pequeño monstruo chirriante se abrirá paso en los intersticios entre los seres humanos. Aún así, hay una diferencia entre esta contemplación placentera de lo sublime tecnológico y una comprensión coherente real de la vida y la muerte de los medios. No tenemos idea en el infierno de lo que nos estamos haciendo a nosotros mismos con estas nuevas tecnologías de medios, y no hay una manera consistente ni siquiera de discutir el tema. Algo constructivo debe hacerse sobre esta situación.
No puedo hacer mucho al respecto, personalmente, porque estoy reservado hasta los globos oculares hasta el final del milenio. También lo es mi buen amigo Richard Kadrey, autor del COVERT CULTURE SOURCEBOOK. Sin embargo, tanto Kadrey como yo, recientemente llegamos a un acuerdo conjunto de que lo que realmente nos gustaría ver en esta conjunción cultural es un tipo de libro completamente nuevo en los medios. Un libro mediático de los muertos.
Ya se están haciendo muchas promesas salvajes para todos los medios infantiles. Lo que necesitamos es un libro sombrío, reflexivo, minucioso, libre de exageraciones, incluso lúgubre, que honre a los muertos y resucite a los ancestros espirituales del frenesí mediado de hoy. Un libro para dar a sus lectores una perspectiva paleontológica más profunda en medio de la vertiginosa revolución digital. Necesitamos un libro sobre los fracasos de los medios, los colapsos de los medios, las supercesiones de los medios, los estrangulamientos de los medios, un libro que detalla todos los errores de los medios horripilantes y horribles que deberíamos saber ahora para no repetir, un libro sobre los medios que han muerto en el alambre de púas del avance tecnológico, medios que no lo lograron, medios martirizados, medios muertos. EL MANUAL DE MEDIOS MUERTOS. Una guía de campo naturalista para el paleontólogo de comunicaciones.
Ni Richard Kadrey ni yo estamos actualmente en posición de escribir este manual propuesto. Sin embargo, ambos sentimos que nuestra cultura realmente requiere este libro: este libro de mesa de café rico, ingenioso, perspicaz, profusamente ilustrado, de encuadernación perfecta y libre de ácido, que será presentado, teóricamente, eventualmente, por algunos realmente con -la editorial de vanguardia de principios del siglo XXI. El tipo de libro que aparecerá en diecisiete secciones diferentes de su cadena de tiendas local: Asuntos Políticos, Teoría Postmoderna, Ciencias de la Computación, Mecánica Popular, Estudios de Diseño, la sección del libro de arte de la mesa de café, la mesa restante, ya sabe, lo que sea. 
Es un fenómeno bastante raro que un medio establecido muera. Si los medios superan su etapa de Golden Vaporware, generalmente se expanden enormemente en sus primeros días y luego se reducen a un nicho de protección, ya que son desafiados por competidores posteriores y más altamente evolucionados. La radio no mató a los periódicos, la televisión no mató a la radio o las películas, el video y el cable no mataron a la televisión en red; Todos se apresuraron a buscar una aplicación más perfecta.
 Pero algunos medios, de hecho, perecen. Tales como: el fenaquistoscopio. El telearmonio. El cilindro de cera Edison. El estereopticón. El panorama Gafas de reflector eléctrico de principios del siglo XX. La realidad virtual temprana de Morton Heilig. Telefon Hirmondo. Las diversas especies de linterna mágica. Los tubos de transferencia neumática que una vez acribillaron el subsuelo de Chicago. ¿Era el dispositivo Anticitera un medio? ¿Qué tal el Gran Muro del Cartel de la Democracia en Pekín a principios de los 80?
¿Nunca has oído hablar de ninguno de estos? Bueno, ese es el problema. Tanto Kadrey como yo somos vagos aficionados de este campo de estudio, y sin embargo, ambos sospechamos que debe haber cientos de medios muertos, conocidos por pocos o ninguno. Se necesitarían los talentos académicos combinados y formidables de, por ejemplo, Carolyn "Cuando las viejas tecnologías eran nuevas" Marvin y Ricky "Cerdos aprendidos y las mujeres a prueba de fuego" Jay para hacer este ambicioso proyecto de justicia genuina. Aunque no lo hemos preguntado, sospechamos que estos dos distinguidos eruditos están aún más ocupados que Kadrey y yo, quienes, después de todo, somos solo escritores de ciencia ficción que pasamos la mayor parte del tiempo viendo videos chinos, leyendo fanzines y haciendo tonterías extrañas.

martes, 23 de julio de 2019

EDITOTIAL 93 A PROPOSITO DE STALKER: DE UN PERSONAJE QUE ARRIESGA SU VIDA A UNA LECTURA DE LA CIUDAD POSTAPOCALIPTICA.


Resultado de imagen para stalker imagens

El ciclo de vida que emprende una palabra desde el momento que se manifiesta hasta que desaparece depende en gran medida del uso que esta tenga y las actualizaciones que pueda tolerar. Los hermanos Arkadi y Boris Strugatsky (el primero traductor y el segundo astrónomo, ambos nacidos en Rusia), mientras tomaban descansos del trabajo en Komarovo, tenían una vaga referencia que gravitaba en su mente: un overol y una lata de conserva. Acto seguido la idea tomo forma tras agregar que treinta años atrás los extraterrestres habían llegado a la tierra, como lugar de paso en su travesía, para hacer reparaciones y tomar un descanso; cuando abandonaron el planeta dejaron toda su basura en seis áreas que denominaron “zonas”, las cuales fueron clausuradas por los gobiernos para su estudio y análisis. Así nació la novela  Пикник на обочине  (Picnic na obóchine o Picnic al costado de la Carretera) publicada en 1972 y conocida en occidente desde 1977 como Picnic Extraterrestre.

Para el personaje que se infiltra en la zona y extraer artilugios que nombra según su pintoresco léxico (nombres ridículos en el argot de los stalkers, como "jalea de brujas", "vacíos llenos", "graviconcentrados" o "gotitas negras"), los Strugatsky habían pensado en buscadores. Luego vino el termino Trappers, pero tampoco convencía a los escritores, hasta que apareció Stalker. Acorde al comentario de Boris Strugatsky que aparece en la edición hecha por la editorial Gigamesh en 2015 señala que: “Procede del inglés to stalk, cuyo significado especifico es “acercarse a escondidas, ir furtivamente”, mas adelante complementa “nosotros no la sacamos del diccionario, sino de una novela de Kipling de traducción antigua, prerrevolucionaria, llamada Compañía Temeraria o algo parecido. Trataba sobre unos alegres estudiantes ingleses de finales del siglo XIX y principios del XX y sobre su cabecilla, un vándalo astuto apodado Stalky.” Este personaje abandona su piel para convertirse en la referencia exclusiva de aquellos que se infiltraban en La Zona, los Stalkers sacrificaban su vida para obtener ganancias que nunca antes habrían logrado con sus empleos anteriores.
Los strugatsky le dieron vida a esta palabra que ahora sirve para designar a la persona que ingresa furtivamente al perfil de alguien en las redes sociales, ante esto ¿cuánto podrá perdurar esta palabra? ¿su vida será igual de limitada que la de su referencia original? Quien sabe, lo que si puedo ver es la influencia que ha tenido desde que el cineasta Andrei Tarkovsky hizo una versión libre sobre esta obra estrenada en 1979 (después de esta película no pudo seguir filmando en Rusia).  En el articulo de Hernan Ferreirós “La Historia de Stalker, la película que le costo la vida a Tarkovsky”, publicado en 11 de septiembre de 2018, hace una detallada lista de su influencia: “El escritor inglés Geoff Dyer le dedicó un libro ( Zona: un libro sobre un film sobre un viaje a una habitación) que es una mezcla de análisis fílmico, disección de una obsesión ("Es la película que más veces vi en mi vida…Siempre tengo ganas de verla", dice) y autobiografía. El premio Nobel Kenzaburo Oe consagró un capítulo de su novela Una familia tranquila a la fascinación de su narradora con la opacidad del film. El novelista británico M. John Harrison tomó la premisa central (una zona prohibida en la que las reglas de la naturaleza cambian) para hacerlo el elemento común de su trilogía Luz, Nova Swing y Espacio Vacío.  Björk usó uno de los poemas recitados (en una traducción al inglés) como letra de su canción "The Dull Flame of Desire". El novelista norteamericano Jeff Van der Meer también recurrió al escenario de la "zona prohibida" (rebautizada "área X") en su trilogía Aniquilación , Autoridad y Aceptación en una innegable reescritura del film (aunque negada por el autor). En The Limits of Control de Jim Jarmusch, Tilda Swinton cuenta una historia autobiográfica sobre el efecto de este film en su inconsciente. El film austríaco Die Tochtel ("La hija") de Bernhard Kammel retoma la historia de uno de sus personajes más enigmáticos, 25 años después. Se puede seguir largo rato rastreando sus huellas en el cine reciente, desde la filmografía de Lars Von Trier a El renacido de Alejando González Iñárritu (ver también Atómica, con Charlize Theron). Hasta hay un videojuego inspirado por Stalker, en la que acaso sea la primera y última conversión de una película de arte europea en un relato shooter para buscar y destruir.”
Recientemente el arquitecto Francesco Careri creó desde 1994, tras las movilizaciones universitarias en Italia, el colectivo Stalker.  En una entrevista Careri se refiere a su creación de la siguiente manera: “Empecé en la docencia pronto. Cuando en 1994 tuve un curso en Francia –en Italia resultaba imposible- comprendí que era factible transmitir el pensamiento Stalker; un pensamiento que se podía comprender, algo de lo que se podía hablar, y en el que los jóvenes estudiantes podían participar activamente. Desde entonces, he desarrollado workshops por todo el mundo, siempre proponiendo temas de trabajo que me habría gustado me propusieran cuando era estudiante.” Esto es rastreable en su investigación Walkscapes: el andar como práctica estética, publicado por Gustavo Gili en 2002, que ha introducido nociones como el Anti-Walk y la  Deriva para leer la ciudad desde un enfoque basado en la psicogeografía o las relaciones emocionales que establecemos con el espacio; muy similar al Stalker de Tarkovsky para el que La Zona es un complejo sistema en el que todo cambia y se debe ser sensible a los pequeños cambios para poderse orientar. 

EL PROYECTO LÁZARO: CASO TZ59-SERLING

La actual oferta narrativa audiovisual entra en cuarentena. Series y películas padecen una sintomatología que debe ser tratada con urg...