lunes, 27 de abril de 2020

EDITOTIAL 101: AQUELLO QUE PERDIMOS Y GANAMOS


Noticias Bogotá: Colombianos pasan cuarentena sin perder sentido ...


“La ciudad: el paraíso artificial del hombre en la tierra. El hombre fue expulsado del jardín del edén y corrió hacia la tierra, un lugar donde es más vulnerable a la muerte todo el tiempo. Siendo la forma de vida mas débil, desarrollo el intelecto              y con el logro crear su propio jardín del edén.”
Neon Genesis Evangelion / Capitulo 17, El Cuarto niño elegido

Por causa del libre albedrío fuimos expulsados del paraíso. Pensamos huir a ese territorio en expansión al que llamamos tierra, desarrollando maneras de transmitir y conectar un sentido común que le permitió desarrollar el mundo en el que vivimos. Sin embargo, en algún momento la burbuja debía explotar. No estábamos preparados para ello, nos tomo por sorpresa. La pandemia era un concepto distante que solo veíamos en las novelas de los cronistas del mañana o en las alucinaciones capturadas en 8mm que promovían los directores de cine. Nunca paso por mi mente, ni por un instante, que estuviese confinado en esa jaula de paredes y ventanas que llamamos hogar. Transcribo mis pensamientos, que comenzaron muy apocalípticos y fatalistas, para irse depurando y dejar ver un cambio de paradigma, una condición de posibilidad para un ligero cambio en el orden habitual.
Las ciudades: costras abigarradas que se alimentan del sueño del progreso, cicatrices colonizadoras que se abren paso sobre la tierra drenando su energía vital, convirtiendo todo en una masa de concreto, acero y vidrio. Solíamos transitar por ellas señalando el aburrimiento de deambular por sus adoquines, testigos de los pasos de muchas generaciones que se enamoraron, discutieron, comentaron, gritaron y soñaron una metrópoli que alguna vez fue una Atenas suramericana para el mundo.

Hoy la ciudad es una fantasmagoría. Una alucinación consensuada que solo puede ser recorrida para cubrir las necesidades básicas. Los negocios han cerrado, los ecos de las discotecas se han sofocado. Los expendios de vegetales aun gozan de buena salud financiera, igual que las droguerías. La academia se traslado al ciberespacio gibsoniano con un dejo de Brunner y su jinete de la onda de choque. Un gusano informático recorre los conductos de cobre y silicio contaminando con el miedo todos los datos que consumimos a diario, un bálsamo para calmar la ansiedad que ha despertado el confinamiento.

Habíamos domesticado el presente con la plena seguridad de que nunca se saldría de nuestras manos. Nos habíamos creído dueños de ese presente, una idea muy descabellada, pues al final de la único que somos dueños es de nuestras experiencias y nuestros recuerdos, a menos que renunciemos a ellos por aceptar que otros nos digan como vivir, lo que debemos hacer, en un estructurado guion demagógico que solo busca incrementar nuestro individualismo y vendernos la falsa idea de un modelo de gobierno que ha perdido su norte hace mucho tiempo. Un estado que solo legisla para la banca que retiene la riqueza y aprovecha cualquier oportunidad para absorber lo poco que nos queda.

Esta confesión es solo el comienzo de una mirada que tal vez extraña los días previos a la pandemia, pero que de algún modo inicia un nuevo giro hacia una extrapolación distopica en la que mas que despertar es mirar críticamente aquello que alguna vez atesoramos con esperanza y alegría: el futuro. Nos venden un no futuro que tal vez le quedaba la dama de hierro, pero que en las actuales circunstancias es mas creíble un vampiro estelar que ha desatado el virus y no tanto lo que sucede mientras acontece esta pandemia. Sin más preámbulos deambulemos por estas postales de una ciudad que se ha convertido en una zona que stalkeamos a diario para arrebatar fragmentos de aquello que alguna vez llamamos ciudad.

Att ficciorama / Ops Room satelital cerca de la interzona epifital


martes, 24 de marzo de 2020

Adios, Sergio



Imagen 

Comienzo esta declaración ontológica con el hecho de que la noticia de tu retirement (muerte) me tomo por sorpresa, estas líneas serán mi homenaje a tu legado y lo mucho que aportaste a quien suscribe estas palabras en su proceso posgradual. Antes de empezar un paréntesis, no los conocía pero gracias a ti termine adorando a McLuhan, a Wittgenstein y a Walter Ong, cierro paréntesis. Mi primer recuerdo – no implantado – fue cuando tome aquel seminario electivo en la maestría en Estudios Culturales, en la Javeriana, que tome por allá en el 2015 al que bautizaste como “Lenguaje, Tecnología y usos comunicativos” (me corregirán los que también la tomaron el seminario conmigo, pero así lo recuerdo) el cual cambio mi manera de entender no solamente los Estudios Culturales, también mi percepción sobre el lenguaje como tecnología.

Tengo presente como cada sesión era una invitación a combinar esos desprestigiados productos de la cultura pop con la teoría y la distancia critica que pocas veces o casi nada se aplican hoy dia en lo que a comunicación refiere. Conejos transgénicos, celulares en busca de su condición ontológica, el medio es el mensaje, mirarnos en el espejo retrovisor… y la imperdible “hagamos estudios posculturales: Focault y el Ajiaco” aforismos que ampliaron mi manera de entender a los teoricos sociales. Infinitas gracias a los primigenios por habernos cruzado y tener aquel encuentro de tantos.

Fuiste de los pocos que conozco que combinaba a la perfección la pasión por la música, la docencia y la escritura científica. Cada post compartido en la red, cada articulo y cada libro resumen de manera esplendida tu apuesta por darle a las series, películas, comics y la ciencia ficción; un uso teórico tan valioso. Este enfoque ya te vale el ingreso al Valhalla Madmaxiano que tanto profesaron los devotos del V8 y su líder Inmortan Joe, yo te atestiguo.

Era una dura batalla la que llevaste los últimos meses, asi como le ocurrió al buen general Mustaine, cuya energía brindaste para su recuperación del cáncer. Master of the Ontologyverse, me diste el poder del Greyskull filosófico y pusiste a andar mi atorada idea de tesis, de encontrar una veta narrativa que no había explorado con anterioridad y de ser uno de los seguidores de Ficciorama. Tu música, tus textos y palabras me han acompañado, me acompañan y me acompañaran en los hostiles y distantes fragmentos de este futuro holográfico. Se que, al igual que el líder replicante Roy, “viste cosas que nosotros nunca hubiésemos podido imaginar. Tiburones de combate en llamas en el cinturón de Orión. Viste relámpagos resplandeciendo en la oscuridad cerca de la puerta de McLuhan. Todos esos momentos no se perderán en el tiempo, igual que lagrimas en la lluvia. Llego la hora de morir”

domingo, 15 de marzo de 2020

Cuando el futuro nos alcanzó

Resultado de imagen para soylent green
Chartron Heston en el filme Soylent Green / Cuando el futuro nos alcance


He sido cinéfilo desde mi tierna infancia. Mientras los demás niños y niñas socializaban en la calle yo prefería estar aislado en mi habitación junto al televisor viendo películas, en especial las de ciencia ficción, siempre me gusto la manera en que estos filmes alimentaban mi imaginación y la llevaban a explorar sus límites. La caja idiota como la llaman algunos especuladores del saber, era para mi una ventana a otras formas de ver y entender el mundo. Por aquel entonces, hablamos de los años ochenta, las salas de cine eran muy estrictas con el ingreso de menores a las películas clasificadas- por eso no pude ver el imperio contraataca – por lo tanto, había que esperar que la transmitieran por televisión nacional.

Resultado de imagen para peliculas de pandemia

Mientras algunas me llevaban a otras galaxias para librar guerras contra regímenes opresores, otras mostraban los peligros de una posible guerra biológica, una pandemia desatada por el descuido de algún empleado o un maquiavélico plan para mantener a raya a la población; todas estas historias ocurrían a muchos kilómetros de distancia y, para mi tranquilidad, parecían no llegar a nuestro país por aquello de “los treinta años de retraso” de la revolución en marcha del gobierno liberal de la década de los treinta del siglo pasado.

Resultado de imagen para 12 monos

Recuerdo cuando vi por primera vez “12 Monos” dirigida por Terry Gilliam, basada en el cortometraje de Chris Marker “La Jeete”. Esas imágenes de James Cole viajando al pasado para evitar la liberación de un virus creado para diezmar la población humana, las desoladas calles llenas de nieve, centros comerciales abandonados y animales sueltos por toda filadelfia; Instantáneas de un peligro que tal vez ocurriría en el 2050 o algo así, pensaba yo por aquel entonces. Sin sospecharlo mi mente fue acumulando esos registros como capas para luego comenzar a darles sentido algunos años mas tarde.

Resultado de imagen para peliculas de pandemia

Para 2009 el mundo conoció el agente viral H1N1, bautizado como fiebre porcina. La agenda mediática y cultural orientaron sus esfuerzos a generar altos niveles de pánico que desencadenan una paranoia colectiva que incidió notoriamente en el incremento de artículos de primera necesidad, los tapabocas se agotaron en solo dos días, el papel higiénico empezó a escasear, ya para rematar desde el 2008 se venían presentando temblores en diversas partes del planeta. Frases como “El fin del mundo estaba cerca”, “el libro del apocalipsis tenía la razón”, “Nostradamus lo predijo”, entre otras, alimentaron el inconsciente colectivo y dieron pie a contemplar el vaticinio que hicieren filmes como “28 días después” (2002, Danny Boyle), sin embargo aún en las películas de pandemias nuestro país, este hermoso platanal consagrado al sagrado corazón de Jesús, no estaba incluido en las listas. Eso estaría por cambiar años mas tarde.

Resultado de imagen para planet of the apes revolution

Para 2011 se estreno el reboot de Planet of The Apes, dirigida por Rupert Wyatt, en la cual presentaba al final el seguimiento del contagio del virus que comienza con un piloto de vuelos comerciales y como va infectando a los demás países, incluido Colombia. ¿qué? ¿este virus si llegara a nuestro país? Ese fue el día que me preocupe y dio paso a mis registros distópicos para que comenzaran a generar posibles hipótesis del fin del mundo.

A finales del año anterior, el 2019, varios países comenzaron a manifestar su inconformismo y malestar con los gobernantes y sus planes de gobierno. Las manifestaciones comenzaron a brotar en varias ciudades: Paris, Santiago de Chile, La paz, Lima, Puerto Rico, Buenos Aires, Hong Kong, Beijing, entre otras. El 21N puso en marcha la acción colectiva que pelo el cobre del gobierno, que recurrió a mediocres estrategias de pandemia mediática, cadenas de WhatsApp, campañas comerciales para evitar los desmanes y desacreditar la manifestación en pro del vandalismo y el sabotaje de “grupos” como “el foro de sao paulo”, ya me imagino yo al gabinete reunido para resolver este interrogante ¿Cómo aplacaremos esta ola de manifestaciones? La respuesta vendría en forma de alerta en salubridad desde el remoto continente asiático: el coronavirus.

Creo que ya no necesito ver mas películas, estoy en una. Con el paso de los días me siento como un James Cole (12 Monos), un Juan Salvo (El eternauta), un sobreviviente que debe salir a la calle para buscar el sustento y no dejar apagar la hoguera que mantiene a mi esposa y mis gatas con vida. Los titulares de prensa no hacen más que incrementar el distanciamiento con las demás personas, la urgente necesidad de acabar con los abarrotes de los supermercados, el no salir de las viviendas, el déficit financiero, la devaluación del peso colombiano, el cierre de establecimientos y otras perlas maravillosas para alentar el fin de la existencia.

Cabe anotar en todo este relato que estamos en manos de personas con una baja competencia en gobernabilidad y poco asesoramiento de gente experta en el tema, mejor difundamos el pánico, generemos miedo en cantidades industriales, arrastremos a la población a sus límites éticos y estimulemos la supervivencia individual. Si, los medios se han encargado de paniquear a la población y pues eso ya cansa, esta recalcitrante retahíla del desastre no es otra cosa que una estrategia estilo “Terapia del Shock”, teoría propuesta por la criticada Naomi Klein. Siendo protagonista de esta narrativa, mi cosmovisión me exige ser consecuente con mis acciones y simplemente seguir adelante, pero tantos decretos y planes de contingencias a diario me ponen a dudar sobre mi supervivencia, justo cuando llegaba a un punto de equilibrio en mi bienestar mental.

“Bienvenidos al Futuro”, con esta frase de Cesar Gaviria, presidente electo para el periodo 1990-1994, inicio un plan de gobierno que vino acompañado de racionamientos energéticos, tratados de libre comercio, importación de materias primas y otras arandelas que promovían los vientos del modelo neoliberal generado a finales de la década del setenta. El panorama actual conduce a lo que Mark Fisher denomina una “lenta cancelación del futuro”, esa línea punteada que esta por escribirse basada en la experiencia presente. Esta pandemia actual esta demostrando la fragilidad de este modelo económico que se jactaba de ser lo mejor y nos conducirá, momentáneamente, a redefinir nuestra lente distopica. Orwell, Huxley y Bradbury se han convertido en guías diagnosticas de un presente infoxicado. Las distopias se han convertido en edulcoradas tramas para disfrutar un domingo en la tarde. 
Resultado de imagen para mad max fury road

Con todo solo me queda preguntar ¿Qué nos dapara el mañana, si es que lo hay? ¿sobreviviremos al menos para ver algún Max Rockatansky, un Inmortan Joe o alguna Imperator Furiosa en el camino? ¿seremos soylent green, pasta comestible para quienes la puedan pagar? ¿seremos leyenda como Robert Neville? ¿seremos testigos de la Larga Marcha de Richard Bachman? La verdad solo queda agua y ajo, aguantarnos y a jodernos, que más da tener paciencia y en cuatro letras resistencia, no ha servido de mucho.

martes, 3 de marzo de 2020

FARENHEIT 451: La quema de la cultura impresa y la represión catódica

Resultado de imagen para fahrenheit 451 imagenes
Viñeta de la adaptacion grafica hecha por Tim Hamilton


Los años 50, la eterna fantasía del americano nostálgico promedio, ocultaba al mismo tiempo sus propios horrores. Por aquel entonces Estados Unidos vivía un álgido momento de represión bajo el recién creado Comité de Actividades Anticomunistas, ideado por el senador Joseph McCarty, conocido posteriormente como macartismo. No es casualidad que dichos momentos ayuden a producir obras memorables en la literatura como lo que ocurrió previamente con George Orwell y 1984, y Aldous Huxley y Mundo Feliz. Ray Bradbury, un prolífico cuentista de ciencia ficción esta a punto de dar un paso más allá con su novela Farenheit 451, una distopia que denunciaba el fanatismo macartista y la quema de libros en la Alemania nazi. A cien años del nacimiento de Bradbury su obra sigue vigente en estos tiempos de lenta cancelación del futuro.

Publicada en 1953 y traducida al español por Francisco Abeleneda (pseudonimo de Francisco Porrua) para el sello Minotauro en 1958, esta novela esbozaba un escenario del porvenir humano en el que la mayoría de personas esta alienada por la televisión y la lectura paso a ser despojada de su valor para convertirse en un estigma social. Los libros son proscritos y el fuego, a pesar de tanto avance tecnológico, cumple una función purificadora y ejemplarizante. En ese entorno nos encontramos con Guy Montag, un oficial del departamento de bomberos, adscrito a la unidad “salamandra” encargada de “purificar a través del fuego” bibliotecas enteras ¿Cómo paso esto? ¿Cuándo dejaron de apagar incendios y comenzaron a provocarlos? Para Montag la vida era tranquila hasta ese día que decidió incautar una copia de Don Quijote de la Mancha, ese día marcaria su destino como un paria del sistema.

El titulo mismo de la obra expresa su significado en términos distopicos, es la temperatura a la que se queman los libros, lo que sería 232,8 grados Celsius (8 veces la calor de Carmen de Apicala, imagínenselo). Montag ama su trabajo, es apasionado, a tal punto que quemar es todo un placer, parafraseando a Lee Army “no hay nada mejor que el olor a queroseno en la mañana”, pero sus férreas convicciones comienzan a desestabilizarse cuando conoce a Clarisse McClellan, una joven vecina soñadora y atenta observadora, que le dará a Montag mucho en que pensar. Precisamente el “pensar”, tal como en el régimen orewelliano, está mal visto. Aquí hace su aparición Mildred, la esposa de Montag, que pasa sus horas contemplando sus tres pantallas de televisión, su anhelo mayor será tener una cuarta pantalla y asi completar su experiencia de ocio mediático.  La duda se instala en la mente de Montag y esta le hace cuestionar todo aquello que lo rodea: su trabajo, sus compañeros y hasta su vida misma.

Simon Reynolds en su libro “Retromanía” hace la siguiente pregunta ¿Puede ser que el peligro mas grande para el futuro de nuestra cultura musical sea… su pasado? Bradbury vaticina los realitys, el cubrimiento mediatico y la infoxicación informativa que intentan repeler el legado de la cultura impresa y los libros como dispositivos culturales, pero hemos llegado a ese futuro plagado de realitys en la que los lectores seguimos resistiendo y los libros, a pesar de su elevado costo, siguen circulando; el problema es, y eso no lo vaticino, que estamos llegando a un punto en el que parece no haber nada que vaticinar, la gran mayoría de obras actuales se enfocan en extrapolar la dura realidad a un nivel que esta quemando viejos cartuchos con el fin de captar nuevos incautos: laberintos opresivos, revoluciones juveniles, cyberpunk glam, space operas noir y mucho más. Creo que puede existir una pequeña ventana al futuro, es tan pequeña que habrá que ajustar los lentes para encontrarla, por lo pronto disfruten de este Dossier sobre esta obra canónica que nos deja muchas lecciones sobre la cultura y el comportamiento social.

domingo, 16 de febrero de 2020

Sobre los reinos sonoros del Bronx y como conquistaron el mundo

Resultado de imagen para origenes del hip hop

Si alguien pone el duda el poder de la música, deberían pensar al respecto y ver lo que ha logrado en diversas civilizaciones. El Hip Hop emergió como una expresión del desencanto, la rabia y el abandono que sentia toda la comunidad del sur del Bronx y Harlem. Se requirió un gran esfuerzo cabinas de sonido, micrófonos, tornamesas y muchas rimas para darle forma y llevarlo hasta lo que conocemos hoy.

En la década de los años setenta la ciudad de Nueva York afronto una crisis social sin precedentes, las zonas del sur del Bronx y Harlem estaban al rojo con el incremento de riñas e incendios en varios de sus bloques habitacionales. Varias pandillas se disputaban el control de estas áreas, los clubes de la zona eran cuevas de aladino para proxenetas, traficantes y delincuentes que se daban un respiro escuchando los últimos éxitos de la disco. Entre tanto, en los pocos bloques abandonados, algunos jóvenes armados con sus vinilos, tornamesas y mezcladores iniciaban en esos sótanos abandonados una suerte de culto a un nuevo sonido tribal que rugiría con fuerza en la gran manzana.

Dj Cool Herc, Grandmaster Flash y Afrika Bambaataa, los pioneros, definieron toda una identidad con el descubrimiento del turntablism o DJing, el fraseo poético o Rap, el Break Dance y el Grafitti. La experimentación era clave para la supervivencia urbana, rimar era la manera de unir las voces rivales y usar su fuerza para expandirlo, proclamando una alternativa, desafiando el estado de las cosas. para transformar esas condiciones marginales en una fuerza cultural que reclamaría lo suyo. 

La creación de sellos discográficos, la proliferación de sonidos en la costa este y oeste, el de Nueva Orleans, el de Atlanta y demas estados que se sumaron a la causa, hicieron de esta cultura una causa para unir a todas las tribus. 





lunes, 10 de febrero de 2020

El camino de las balas y la sangre: Juan Solo de Jodorowsky y Bess

Resultado de imagen para juan solo jodorowsky reseña
Arte de George Bess / Humanoides Asociados Press

Jodorowsky es sinónimo de transgresión, bueno, al menos en sus inicios como guionista de historietas. El Incal, Los Metabarones, Los Tecnopadres y Anibal Cinco; obras de culto del noveno arte, son muestra de ello, pues en cada una deposito parte de su esencia como dramaturgo adscrito al movimiento Pánico: trascender los límites de la percepción. También es recordada su incursión en el western con El Topo, que abrió una veta de exploración narrativa que aprovecharía mas tarde con la publicación de Los Hijos Del Topo y Juan Solo.

Resultado de imagen para juan solo jodorowsky reseña
Arte de George Bess / Humanoides Asociados Press

En junio de 2018 Reservoir Books publicó el integral – el ómnibus castellano – de Juan Solo, obra en la que el reconocido escritor franco-chileno colabora con el singular trazo de George Bess, quien también dibujara El Lama Blanco y Aníbal Cinco. En este punto se preguntarán ¿De qué trata Juan Solo? En si es una radiografía de la violencia latinoamericana, el narcotráfico, la política y la lucha por lograr un lugar en lo mas alto de la sociedad. Situada en un lugar ficticio, pero nada lejano de la realidad llamado Tlacahuepan, referencia a un héroe de la cultura náhuatl. Allí se encuentra Huatulco, en la que se erige una costra urbana degradada y pestilente que toma sus características de ciudades como Ciudad De México, incluso algo de nuestra querida y odiada Bogotá.

Resultado de imagen para juan solo jodorowsky reseña
Arte de George Bess / Humanoides Asociados Press

En este entorno un niño es abandonado a causa de una mutación: tiene cola de gato, que es adoptado por un enano travesti que ha sido excomulgado por su condición de género. Con este dúo de personajes marginados Jodorowsky traza una hoja de ruta para explorar el influjo de las bandas criminales latinoamericanas y su influencia en todos los estamentos políticos y sociales de los países donde actúan. Así las cosas, Juan y su mentor se labran una vida estable hasta que un episodio fatal marca el destino de Juan Solo y su credo por el camino de las balas y la sangre. En este periplo Juan Solo lograra llegar a la cúspide criminal como el mejor de los sicarios, matando a sangre fría, sin remordimiento alguno, pero, como dice la canción, todo tiene su final. El giro que toman los acontecimientos es el gran aporte de Jodorowsky, pues luego de tan meteórico ascenso, tendrá un meteórico descenso al abismo terminado su ciclo con un acto de redención al convertirse en mesías de un pueblo olvidado por la mano de Dios.

Resultado de imagen para juan solo jodorowsky reseña
Arte de George Bess / Humanoides Asociados Press

El apartado grafico aportado por Bess realmente logra su cometido, te transporta a esas atmosferas urbanas degradas como también a esos paisajes rurales propios de la región centroamericana. La gama tonal aplicada entona a la perfección el amplio rango emocional que brinda el relato, potenciando la caracterización del protagonista, su cosmovisión, como así mismo su proceder hacen de esta obra una lectura apasionante e imprescindible.

Resultado de imagen para juan solo george bess
Arte de George Bess / Humanoides Asociados Press

Esta obra publicada entre 1995 y 1999, en cuatro volúmenes, al llegar en la recopilación hecha por Reservoir Books la presenta en un formato más reducido que el original francés, que puede incidir en algo lo esplendido del apartado gráfico, pero con una atención a los detalles que no desmerita su calidad. En resumen, un recomendado para quienes buscan buenas lecturas en el fascinante mundo del noveno arte.  

lunes, 20 de enero de 2020

EL PROYECTO LÁZARO: CASO TZ59-SERLING


Resultado de imagen para sesiones de espiritismo

La actual oferta narrativa audiovisual entra en cuarentena. Series y películas padecen una sintomatología que debe ser tratada con urgencia, de lo contrario todo esfuerzo será en vano. El diagnóstico inicial arrojaba lo siguiente: estancamiento argumental, afecciones de nostalgia avinagrada y sobrevalorados efectos especiales. La rueda de prensa ofrecida por la junta directiva del Proyecto Lázaro, concordaba en declarar la pandemia mediática. En el comunicado, que fue bastante explícito y alarmista, enfatizó en la condición de ciertas franquicias como producto cultural y las circunstancias que las rodeaban, las mismas que posibilitan su creación, por ende, se preguntan por el beneficio que podría representar traerlas de nuevo a la vida, teniendo presente que su estado de conservación no ha sido el más óptimo.

Uno de los candidatos revisados para el proyecto estaba rotulado por las iniciales TZ59. Dicha etiqueta alude a The Twilight Zone estrenada en 1959, emitida por la cadena CBS. La noticia de que Amazon Prime “estrenaría” la primera temporada de la Twilight Zone, o Dimensión Desconocida como fue conocida en América Latina, cayo con escepticismo entre los devotos de la serie original. La Dimensión Desconocida fue una popular serie televisiva creada por el guionista y productor Rod Serling, quien también hacía las veces de anfitrión, nos llevaba a diversos rincones del inconsciente que bajo ninguna circunstancia hubiésemos recorrido. Tras recolectar las muestras y someterlas al escrutinio del buen juicio argumental, esta serie, que se presenta como una antología altamente aleccionadora, respondía a un contexto totalmente diferente al que vivimos actualmente. Los exigentes espectadores anhelan novedosas premisas que abandonen esos imaginarios recalcitrantes de la desaparecida cortina de acero, algo que realmente estimule su nervio óptico y lo lleven al nirvana narrativo.

Para las expectativas del Proyecto Lázaro, Serling, quien gano reputación no solamente como excelso guionista sino como detractor de la censura impuesta por esos anunciantes y las cadenas televisivas, representaba el espíritu y la voz de aquel álgido momento. Impulsado a combatir la censura, Serling busco la manera de zafarse de esta regulación y la encontró en la creación de su propia serie: The Twilight Zone. Para esa época, llena de fantasmas y susurros paranoicos del este, sus contenidos eran altamente novedosos para el medio.  Cada episodio, apuntando a la metáfora y la alegoría, hablaba de problemáticas excluidas por la programación habitual, envolviéndolas en las atractivas premisas de la ciencia ficción, la fantasía y el terror; géneros menores según la elite literaria de aquel entonces, pero con el mayor potencial para la necesidad de Serling.

El racismo, la xenofobia, la paranoia, la ludopatía, la arrogancia, por mencionar algunas, se daban cita en aquella Twilight Zone, la zona crepuscular, una referencia al intersticio entre el inconsciente y el consciente del intelecto humano donde todo puede ocurrir, incluso no poder salir de ella.  Sin excesivos recursos tecnológicos, se notaba el enfoque primordial en el argumento y la capacidad actoral, lo que hacían de cada entrega un deleite narrativo de gran valor. Luego de 156 capítulos, la CBS cancela el programa. Serling se enfoca en la industria cinematográfica y cierra la puerta que seria reabierta en varias ocasiones por sus fervientes seguidores.

Tras recuperarla, como otras tantas franquicias, comienza su trasegar para impregnarse en la mente de los incautos espectadores de la década de los ochenta y los noventa. Una de ellas fue en 1983 con la película The Twilight Zone, a esta le siguió un reinicio en 1985, otra en 2002 y luego vendrán algunas películas y su reinicio en 2019. 

Para quienes ya lo han visto, el veredicto es el mismo: Mala. El primer episodio, que alude a un comediante que para hacerse exitoso debe hacer uso de un curioso recurso: desaparecer a la persona sobre la cual se burla, es increíble, una gran apertura, pero el resto se vuelve en un reencauche de las viejas premisas con cambios argumentales que no la benefician del todo, por el contrario, se notan bastante forzadas y poco creíbles. Quizás el último episodio, que hace las veces de carta de amor a Serling, hace simpáticas reflexiones sobre el arte de narrar y la manera de producir relatos para un mundo cada vez mas desencantado y carente de sorpresa, un mundo que ya no produce, reproduce los viejos esquemas para refugiarse en un presente continuo.

En conclusión, este caso pasa a manos del comité de vigilancia aristotélica quien tomara la última decisión sobre el particular. Mientras se anuncia el resultado, seguiremos revisando otros prospectos en busca de aquello que merece ser devuelto a la vida y que represente una ganancia para el imaginario colectivo.  

sábado, 11 de enero de 2020

Editotial 97: Ingresando en la zona crepuscular

Resultado de imagen para rod serling

Las historias de campamento resultan ser una manera de reunir y confrontar los miedos más profundos que emergen justo en ese punto donde cae el sol y se levanta la noche. Cada invitado, al calor de la fogata, contaba a los otros incautos asistentes un relato que los sumergía y contagiaba de diversas maneras al punto de entrar en pánico. Historias de adolescentes que usaban todo aquello que la literatura seria consideraba basura impresa en papel de pulpa. ¿qué pasaría si alguien usara esas fantasías juveniles y las convirtiera en una manera de exponer la condición humana entre la profundidad de sus miedos y la cima de su conocimiento?

El escritor y productor Rod Serling, quien trabajaba escribiendo anuncios para la televisión de Cincinnati, decide abandonar la estabilidad para dejar de cuestionar el medio televisivo y transformarlo de manera radical. Cansado de lidiar con la censura impuesta por los anunciantes y las cadenas televisivas, Serling desarrollo un formato que envolvía temas como el racismo, la xenofobia o las doctrinas en metáforas de ciencia ficción, fantasía y terror con un giro cruel o bastante absurdo para que los televidentes quedaran profundamente cautivados. Así nació lo que se conoce ahora con el nombre de La Dimensión Desconocida.

Estrenada el 2 de octubre de 1959, esta antología audiovisual reunió y reúne lo mejor del talento literario y actoral para llevarnos al lado oculto del inconsciente y abrir esa ventana a la zona crepuscular, ese no lugar que confronta esa delgada línea entre el arte y el entretenimiento. Sin duda el legado de Serling ha demostrado con creces como las formas y estilos narrativos menores pueden elevarse a una forma de arte que permite cuestionar la realidad y al mismo tiempo entretener.

En 1964, tras 152 episodios, CBS cancela la serie. Serling escribió cerca de 92 guiones, los demás cayeron en manos de Richard Mathesson, Ray Bradbury, entre otros. Para 1985 se reactiva la franquicia con un intrigante tono que extrapolaba los ecos de la guerra fría entre supersticiones y hechos que desafiaban la noción de realidad. En 2019 se lanza en la plataforma Amazon Prime una primera temporada de The Twilight Zone presentada por el escritor y director Jordan Peele, es por tal motivo que queremos dedicar este número para hablar un poco más de este programa que ha marcado a varias generaciones y su influencia se ve reflejada en series como Black Mirror o Habitación 101. Sin más preámbulos abramos la puerta y que pase lo que tenga que pasar teniendo presente estas palabras:

Al igual que el crepúsculo que existe entre la luz y la sombra, hay en la mente una zona desconocida en la cual todo es posible; podría llamársele, la dimensión de la imaginación, una dimensión desconocida en donde nacen sucesos y cosas extraordinarias como lo que ahora vamos a ver. ¿Que no es posible?, Todo es posible en el reinado de la mente, todo es posible en la "Dimensión Desconocida".”

viernes, 13 de diciembre de 2019

Pesadilla de una noche de invierno: sobre Carnivale Row

Resultado de imagen para carnivale row
Rycroft Philostrate (Orlando Bloom) y Vignette Stonemoss (Cara Delevigne) protagonistas principales de Carnivale Row

La mayoría de espectadores de streaming no pueden dejar al margen a Juego de Tronos. Si bien esta serie tuvo su momento de esplendor en las primeras temporadas, con algunos buenos episodios y un final que dejó a mas de un seguidor en incertidumbre, no puede seguir siendo el canon para valorar otras series que se acercan a la fantasía oscura. Carnivale Row -la apuesta de Amazon Prime para incursionar en el género fantástico - es un relato armado con retazos de Shakespeare, Julio Verne, jack el destripador y algunos toques de New Weird nos lleva a un mundo donde el reino de las hadas cae ante los conflictos imperialistas entre el Burgo - digna de otras tantas ciudades creadas como la Bas-Lag de Mieville o la Arkham de Lovecraft -  y el Pacto. 


Rycroft Philostrate, inspector de la policía del Burgo, esta a cargo de investigar el asesinato de una reconocida cantante hada. Su empatia hacia los bodrios (así se denominan a las hadas, faunos, pucks y demas criaturas no humanas) no cae muy bien entre algunos de sus compañeros policías.  Por otro lado tenemos a Vignette Stonemoos, una hada guerrera que ayuda a las pocas hadas para llevarlas a una fragata de contrabando y así ganarse algunas monedas para comprar su pasaje hacia el Burgo. Philostrate ostenta la cosmovisión de un sistema que lo adopta desde su tierna infancia y que ha sido convencido de ser un alguien que no es, adaptarse a las reglas del Burgo cuando su pasado nos revela un giro que representa la solución al caso y al mismo tiempo su liberación. Vignette, hada guardiana de la biblioteca de una fortaleza de las hadas que es reclamada por el Burgo como fortin estratégico para defenderlas del ataque de El Pacto, una facción que quiere acabar con las hadas. Estas dos lineas se cruzan al tercer episodio donde nos cuentan que Philostrate era soldado y como se enamora de Vignette, relación que se termina abruptamente por un ataque de El Pacto.

En los siguientes episodios aparecen mas asesinatos que comienzan a tener relación con el detective Philostrate, cometidos por una especie de homunculo que guarda parentesco con el demogorgon de Stranger Things, una criatura mágica guiada por una misteriosa persona. Entre tanto el canciller Absalom Breakspear debe afrontar la creciente llegada de bodrios y como esto altera los ánimos de los residentes nativos del Burgo, quienes ven amenazada su estabilidad (nada lejano en estos tiempos de migraciones forzadas). Dentro de los inmigrantes, llega Aegrus, un puck que compra una de las residencias mas opulentas en el sector privilegiado del Burgo, lo que genera una alta expectativa y al mismo tiempo rechazo. Estas subtramas, que son argumentos interesantes, pierden en algunos momentos el hilo y diluyen sustancialmente el potencial de la historia. 

En lo que respecta a la ambientación se puede ver mucha atención a los detalles, el solo hecho de adaptar la ciudad de Praga para convertirla en el Burgo y los demás paisajes nos transportan a ese romanticismo decimononico victoriano. Sin duda René Echavarria (guionista de series como Star Trek la nueva generación y Deep Space 9) y Travis Beacham tienen una ardua labor en la segunda temporada, en razón a hilar mas fino con las subtramas y ver como expandir la premisa. Por lo pronto puedo decir que es entretenida y la trama policíaca me recuerda en momentos algunos pasajes de la novela Kraken (2010) de China Mieville. Recomendada para aquellos que gustan de lo fantástico y los personajes exóticos.  

miércoles, 11 de diciembre de 2019

Una Corona para el rey gitano: una reseña de la serie Peaky Blinders

Fotograma de la serie de Netflix 'Peaky Blinders' / BBC
Fotograma de la serie Peaky Bliders / BBC

Hacia mucho que debía haber visto esta serie, una recomendación de esas que no se pueden dejar pasar. El primer episodio abre con un hombre que lleva su caballo ante unos aldeanos chinos quienes le hacen una suerte de ritual para la buena suerte, esto nos dice mucho de ese hombre llamado Tom Shelby, un héroe de la primera guerra mundial, condecorado, que ahora quiere hacerse a su propio nombre en el mundo de las apuestas y como líder nato de los Peaky Blinders; un hombre creyente de las costumbres gitanas que quiere alcanzar el rango social mas alto de Inglaterra. En una parte de este primer episodio un hombre mira la gorra de Tom y nota que tiene esquirlas de vidrio incrustadas, pronunciando estas palabras: una corona para un rey, estas palabras serán el detonante de la ambición de Tommy Shelby. 

Cada temporada nos muestra como Tom, tras ir escalando mas alto en la piramide social, se encontrara con varios obstáculos que pondrán en tela de juicio sus decisiones y los daños colaterales que sufrirá su familia. Todo comienza en 1919, unos meses despues del fin de la gran guerra, en la ciudad de Birmingham. Allí residen los Shelby, una familia de gansters irlandeses de origen gitano, dirige un local de apuestas hipicas. Tommy Shelby es un hombre con ambiciones y para asegurar su primer peldaño de su ascenso social Tom oculta un cargamento de armas destinado a la guerra de Libia. Luego se enfrentara a otras pandillas rivales: los italianos, los judíos, los Billy Boys, los comunistas y los fascitas; confrontaciones en ultimas que pondrán a Tommy a cuestionar si tales sacrificios valdran la pena. 

Creada por Steven Knight en 2013, conocido por los guiones de "Promesas del Este" y "La Isla Siniestra" (co-escrita con Laeta Kalogridis) se basa en una pandilla real. Acorde a la ficha policial los Peaky Blinders fueron una pandilla criminal de BirminghamInglaterra, durante el periodo de la Gran Guerra. Los miembros de esta pandilla llevaban un atuendo característico: chaquetas a medida, abrigos con solapa, chalecos con botones, pañuelos de seda, pantalones de campana, botas de cuero y gorras planas con visera. Fue una de muchas pandillas juveniles urbanas en aquella época. Según Carl Chinn (1956) - historiador, escritor y realizador de radio inglés - se decía que el nombre Peaky Blinders provenía de la práctica de coser hojas de navaja en el borde de sus boinas inglesas, las cuales utilizaban como armas.​ Chinn describe esto como un escenario poco realista y dice que otra explicación es que «peakys» era un apodo común para las populares gorras inglesas con viseras.​ Las pandillas eran conocidas por tener un estilo de ropa distintivo, llevando gorras inglesas, corbatas, pantalones acampanados y chaquetas cuya "línea de botones de latón en la parte frontal inferior daba una especial distinción".​ Su estilo de vestido era similar al de otras pandillas de Mánchester, donde existieron muchas pandillas durante la época.

Lo que mas me agrado de esta puesta en escena es conocer, gracias a cada personaje visto en cada episodio, la historia de esa Inglaterra industrial gobernada por el Rey Jorge tras el reinado de Victoria. Se pueden ver las tensiones laborales, la lucha de clases, los niveles de ilegalidad que permitían infiltrar las instituciones, el impacto de la caida de la bolsa de Wall Street en 1928 y las posturas ideológicas que marcaron el periodo entre guerras, en especial con la llegada de movimientos fascistas en la última temporada. Por todas estas razones recomiendo muchísimo esta serie, en verdad una gran apuesta sobre mafiosos que se sale de los cánones habituales.  

viernes, 22 de noviembre de 2019

¿No hay alternativa?

Una reflexión que tenia entre pecho y espalda

Las recientes manifestaciones de inconformismo contra el actual gobierno abre el espacio para reflexionar sobre los aspectos que ha venido generando el modelo económico neo-liberal, no solo en Colombia, también en América Latina, frente a los designios de quienes realmente gobiernan: los conglomerados corporativos.

He leído parte de la obra de pensador Mark Fisher, parte del CCRU (Cibernetic Culture Research Unit) y una de las alternativas para transformar esta situación es lo que denomina "organizar la acción colectiva". Lastimosamente algunos medios ofrecen cubrimientos parciales que rasgan la superficie y distorsionan la cuestión de fondo para promover un estado de emergencia e introducir nuevas políticas de regulación que podrían conducir a una dictadura.

Las manifestaciones son necesarias, como en los sistemas biológicos, reaccionar ante aquello que afecta el equilibrio es algo natural. Son muchos los que quieren un verdadero cambio y lo hacen siguiendo el conducto regular: marchas, plantones, cacerolazos y otras manifestaciones artísticas. El problema comienza con el vandalismo, fomentado por minorías cuyos intereses operan fuera del bien común, en especial en las zonas periféricas del casco urbano, ocultan a la gente humilde que valientemente se opone a estos actos de cobardía.

Los saqueos están a la orden del día, el ingresar a las casas para robar, atacar los supermercados y grandes superficies; acciones que tiñen de mala fe las acciones que esta realizando la mayoria para generar una transformación y cambiar la mentalidad irascible que cae en las trampas de oso que circulan por las redes sociales.

El inconformismo no es algo nuevo, ya se venia inoculando desde tiempo atras. El actual gobierno, desde su inicio, ha comenzado una carrera por introducir una serie de reformas que privilegia a los conglomerados y perjudican a los trabajadores, estudiantes, comerciantes y gran parte de la sociedad. Es importante reconocer que se suele tener una falta de tacto y un desconocimiento de causa frente a la situación, lo que genera discusiones importantes que ayudan a comprender mejor la situación.

Desde este espacio queremos extender un fuerte abrazo a todos y todas esas personas, jóvenes, docentes, activistas, gestores culturales, colectivos artísticos; resistencia ante los violentos, ante las intimidaciones y demás mecanismos ruines que quieren marchitar y nublar las buenas intenciones de esta sociedad inconforme, que solo busca dejar a las futuras generaciones una oportunidad para perpetuar su legado.

Volviendo a la pregunta que abre esta reflexión, si hay alternativa: es deber generar un intercambio de saberes que ayuden a los diversos sectores de la sociedad a tener acceso a las mismas oportunidades y que logremos generar espacios de reflexión y conocimiento que integren el fragmentado tejido social que es quebrado por los mecanismos de intimidación y represión.

EDITOTIAL 101: AQUELLO QUE PERDIMOS Y GANAMOS

“La ciudad: el paraíso artificial del hombre en la tierra. El hombre fue expulsado del jardín del edén y corrió hacia la tierra, un ...