domingo, 6 de septiembre de 2015

Editotial n54



El enemigo sigue latente, a pesar de los esfuerzos por penetrar el estudio de la realidad y cortar los canales de las fuerzas alienantes, se ha fortalecido la cepa de la desinformación y los patógenos del agenda setting. En algún momento no distante de nuestro distorsionado presente, los hombres podrán librarse del lenguaje. Hemos diseñado una nueva arma que podrá cambiar el curso de esta guerra, no tiene ninguna afinidad con la gramática o la sintaxis, es mas, su función es quebrantar el lenguaje mismo. Ingeniosamente la han llamado la Cut-Up Machine Shooter o CUMShooter, es muy sencilla cuando comprendes su funcionamiento. La batalla por la mente de Suramérica se librara en una nueva arena, tiempo atrás fue en la interzona, ahora el conflicto se ha desplazado al virtualdrome: las redes sociales.  El enemigo se alimenta del tiempo procrastinado, tiempo muerto, que la gente dona voluntariamente gracias a los refinados sofismas de entretenimiento que han diseñado los ociopatas.   Celebramos los esfuerzos de nuestro líder, el capitán y experto pistolero William S. Burroughs, el mas reconocido y trasgresor profeta de la generación beat, quien ha logrado trascender y dejar una profunda huella en el campo de producción y las maquinarias editoriales. Sus técnicas literarias, desde el Cut-Up y  el fold-in nos ayudaron a entender como infiltrarnos en las venas purulentas del adversario. Comenzamos con un ataque sorpresa a los radiotransmisores, nuestra campaña dio resultado, debilitamos una parte de la ofensiva. Años mas tarde nos enteramos que tenían una nueva fuente de poder: el rayo catódico. Lanzamos una nueva ofensiva e insertamos la leteomasis al sistema, muchos años transcurrieron para vencer en dicho escenario, perdimos a muchos valientes pero vencimos. No se puede saber lo que nos depara el destino, recordando a nuestro líder cito su frase de batalla: “corta el pasado para encontrar el futuro”; en este mismo instante, cuando termine de digitar este texto, cortare cada palabra cuidadosamente, la insertare en una bolsa de desechos tóxicos, la agitare suavemente y luego las recompondré como vayan saliendo. Este es el último testimonio de nuestra cruenta historia, tenemos la esperanza de cambiar el mañana y romper con la alineación creada por el lenguaje.


Sargento William Lee, Interzona de Tanger, 2023     

No hay comentarios: