viernes, 3 de abril de 2015

Editotial número 50

-->


Ha pasado un lustro desde la puesta en orbita de ficciorama aquel histórico marzo de 2010. Lo que comenzó con aquella hoja media carta que hablaba de los publicidas[1], sobre el rock, una breve reseña de Kurosawa[2] y un cómic del canadiense Guy Delisle[3], es al día de hoy un fanzine que ha protegido las mentes de mas de dos mil lectores a nivel nacional e internacional, asimismo sigue manteniendo sus estándares de producción quirográfica, reproducción mecánica y distribución repentina mensual. Paso de ser un simple satélite a convertirse en una estación espacial que busca, ante todo, ser un medio de difusión relacionado con autores, temáticas y personajes propios de la ciencia ficción, los cómics y la música, entre otros variopintos intereses.
En dicho espacio-tiempo hemos realizado 50 transmisiones en frecuencia modulada en onda corta de la escala sub-editorial. Sin duda para mi y el equipo creativo es motivo de orgullo y celebración, no ha sido fácil por cierto, es mas producto de la constancia, tenacidad y grandes colaboradores que siempre han estado ahí al pie del cañón, entre ellos: Sorelestat Serna, Manuel Moreno, Luis Cermeño, Luis Fernando Medina, Jorge Ávila, Nicolás Serrano, WB Wayoob, Juan Pablo Forero, Juan Cristóbal Calle, Juan Camilo Méndez, Juan Manuel Agudelo, Adrián Castilla, Don Motta, Otro Malhechor, Giovanny Ospina, Manuel Valencia, Esteban Velez, Santiago Torres, Andrés Católico, Sandra Staub, Carlos Fernando Martínez (Cafemaco), Juan Alberto Conde, Felipe Lopez,  María Paula Camacho (primera corresponsal de ficciorama), Leonardo Mesa, Mr Jimko, Alex Rojas, Cinematanza, Camila Sabogal, Trome, La Valija de Fuego, Spooky House, Arkham Store, Too-Geek, entre otros. Sin ellxs y el apoyo de lxs lectorxs esto no fuese posible.
Para celebrar en grande el invitado no podía ser otro que el gran profeta de la ciencia ficción, el escritor británico H.G. Wells. Su relato más popular, La Guerra de los Mundos (1898), propone una oscura lectura de los procesos de invasión por parte de una raza alienígena a la tierra que no es otra cosa que un espejo de la colonización británica a otros países. Por otro lado en la mayoría de sus historias los protagonistas son científicos cuyos descubrimientos alteran el orden establecido, por ejemplo en La Máquina del Tiempo (1895) un científico viaja al futuro llevándose una enorme sorpresa al ver lo que sucederá en 10.000 años, en La Isla del Dr. Moreau(fecha) un científico desarrolla modificaciones genéticas que humanizan a los animales, en El Hombre Invisible (fecha) un científico crea una solución liquida que lo hace invisible, en este relato Wells responde la pregunta ¿qué haríamos si pudiésemos ser invisibles, el bien tal vez o todo lo contrario? Pero no solamente se enfoco en ello, también predijo los avances que llevarían a la primera y segunda guerra mundiales, en ese orden predijo el desarrollo del avión y el tanque, al igual que la bomba nuclear. En todo sentido Wells estableció los cuatro vectores sobre los que se expande la ciencia ficción: viajes en el tiempo, los invasores, los paradigmas de la ciencia y la guerra. También se conocen algunas novelas biográficas como Tono-Bungay (1909) y Kipps (1905).
Asimismo aparte de sus novelas, Wells escribió ensayos de carácter enciclopédico tales como: El perfil de la historia (1919) y La conspiración abierta (1922), sin embargo, a pesar de sus esfuerzos por crear un mundo más justo y solidario, sus últimos escritos El destino del homo sapiens (1939) y La mente a la orilla del abismo (1945) están marcados por un pesimismo fruto de contemplar una humanidad que, por ambición y odio, se destruye a sí misma.     
Para esta edición contamos con el invaluable trabajo de Juan Almanza – un gran amigo y seguidor de esta causa – quien colabora con el guión, la noticia de Orson Wells y la aseguradora que evita los ataques marcianos. También John P. Rodero conocido marcianologo que nos ayuda a entender por que nos invaden los alienígenas. Manuel Moreno nos enseña como armar un trípode de la guerra de los mundos. Sorelestat Serna, famoso investigador de lo paranormal, nos habla de las paginas perdidas del diario de Edward Prendick y sus hallazgos en la isla del Dr. Moreau. Jorge Ávila, el gran arqueólogo visual, nos muestra un revelador hallazgo en la imagen del Morlock descrito de Wells. El ilustre Diego Guerra – editor de Acme Cómics y ahora director de cine – nos habla del país de los ciegos en tres potentes páginas que nos transportan a un relato ambientado en los Andes. Todo esto complementado con hermosas imágenes de productos y estilos de vida que han sido impulsadas por la reflexión sobre estos trágicos tiempos. Sin mas preámbulos, disfruten de esta edición tanto como yo lo hice armándola. Salud y que sean otros 50 mas.

Att
Ficciorama,
Estación Espacial en orbita ficcional FCCRM2010
En algún lugar del 2015


[1] Término con el que se designa a ese individuo que habita en el ecosistema agencia de publicidad que esta hecho de poliéster banal y se preocupa por su exterior de forma abrumadora, enemigo natural del diseñador perse.
[2] El director Akira Kurosawa gran promotor del imaginario del samurai en sus filmes Trono de Sangre, Los Siete Samurais y Yojimbo
[3] Guy Delisle es el celebre autor de Pyong Yang, Shenzen, Crónicas Birmanas y Crónicas de Jerusalén. Su estilo simple y dinámico hace de sus relatos un encantador viaje a esos países estigmatizados por los medios

No hay comentarios: