domingo, 26 de octubre de 2014

EDITOTIAL 46




Una obsesión recorre la mente de un escritor-suena un disparo en la habitación-los agentes TAK TAK-la máquina ya no es blanda-el ticket exploto cuando la muchacha aspiro el heavy metal-un hombre corre por las calles llevando en su cinturón el precario equipo de cirugía-Guillermo Tell no hubiese fallado-la máquina de calcular hizo que la vida fuese mas fácil para los Burroughs-que diablos Ah Puch esta aquí-no siempre es fácil recordar en que momento su madre le hablaba de gérmenes- 1914 marco el inicio de la gran guerra y el nacimiento de William Seward Burroughs- señora no lo piense mas, ya es momento de llamar a un exterminador-el lenguaje es un virus del espacio exterior-se inocula en tu cerebro sin que te des cuenta-la policía nova intenta atrapar al chico subliminal-la única forma de vencer al enemigo es cortando las vías de comunicación-la película realidad se reproduce infinitamente y se nutre fagocitando nuestros recuerdos-los agentes TAK TAK-el inspector Lee dispara contra su mujer creyendo tener mejor puntería que Tell-la máquina ya no es blanda-el ticket exploto justo cuando la muchacha aspiraba heavy metal-el hombre sigue corriendo por las calles llevando el precario equipo de cirugía-la muerte nos controla-el inspector Lee llama a su cucaracha mas cercana-¿cómo sabes que lo que piensas es algo tuyo y no algo pensado por el enemigo?-los agentes TAK TAK-el invasor desocupa el cuerpo y lo llena de signos alienantes-piénsalo de nuevo, crees que lo que escribes es tuyo-crees que te perteneció alguna vez-el enemigo usurpa tu cerebro-la infiltración es sutil, la inoculación es dolorosa-las palabras en algún momento fueron organismos puros, pero luego se infectaron por la manipulación escritural-la cuestión es el mensaje-cortar con las líneas del enemigo, empalmarlas de una forma divergente e insertar una nueva inoculación- el lenguaje es un virus-1997 fallece Burroughs, su servidor cumplía 20 años y no tenia idea de que existiese tan admirable escritor-la rosa de la memoria cambiando orgasmos de color de vuelta a casa-los agentes TAK TAK-la otra mitad es la palabra-la palabra es un organismo-la palabra es un organismo independiente- una de las alucinaciones mas comunes durante la retracción del sentido es la sensación de que otro cuerpo se expande lateralmente por el cuerpo del sujeto-si no comprendes del todo esto, recórtalo, empálmalo y reintroduce el mensaje. 

ATT
Ficciorama / TANGER-INTERZONA negativa / Nov 2014

domingo, 5 de octubre de 2014

EL OTRO BATMAN: ALFRED PENNYWORTH

-->

 

 Con más de 65 años en servicio activo, Alfred Pennyworth es uno de los mayordomos mejor preparados del universo DC. Educado en Inglaterra, soldado al servicio ingles en la guerra, profesor de Edwin Jarvis – que tras su deceso fue convertido en una I.A. para Tony Stark – apasionado lector de Hammett, Cherteston y Agatha Christie; prefiere las odas de Wagner y Rachmaninov a las complejas melodías contemporáneas. Recibió la medalla del congreso por sus servicios durante la guerra y actualmente planea su retiro al mediterráneo. Nuestro corresponsal Alexander Knox viajo hasta Wayne Manor para entrevistarlo y obtener esta exclusiva  para Ficciorama Fanzine.


Alexander Knox: Sr. Alfred, primero quiero decir que lo admiro por su labor. Ya son bastantes años al servicio de los Wayne, dígame ¿qué ha sido lo mas difícil?
Alfred Pennyworth: Gracias Sr. Knox, he seguido sus columnas, déjeme confesarle que son algo paranoicas por cierto. Respecto a su pregunta, lo mas difícil es tratar de cambiar a alguien testarudo, el Sr. Wayne no siempre escucha mis consejos.
AK: ¿Cómo llego a ser contratado por los Wayne?
AP: Vaya, han sido tantos años. Conocí al Sr. Bruce Wayne en un viaje a Inglaterra, yo estaba terminando mi curso preparatorio de mayordomo y nos caímos bien. Luego el me envío el tiquete a Gotham y llegue a la mansión Wayne. Debo confesar que antes tenia problemas de sobrepeso y era algo distraído.
AK: ¿por qué el cambio?
AP: La verdad no me sentía a gusto, el Sr. Wayne no me trataba  dignamente. Me veia como un bufón. Así que me di a la tarea y comencé a entrenar, a investigar mas y saber mas de todo, con el Sr. Wayne nunca se sabe que va a pasar.
AK: Supe que durante la época McCarthy y Werham usted tuvo que huir de Gotham, ¿dónde estuvo todo ese tiempo?
AP:  Vivi un tiempo en Suiza, fue un periodo muy tranquilo donde pude seguir leyendo mis novelas policíacas.
AK: Eso es bueno, por otro lado ¿qué  sucedió a su regreso a Wayne Manor?
AP: Fue un aterrizaje forzoso, la verdad el Sr. Wayne dejo caer mucho la mansión, estaba tan ocupado tratando de atrapar a Ras-n-ghul, que nunca reparaba en el aseo y esas cosas.
AK: Usted es ya muy reconocido por los actores que lo han encarnado ¿cuál es la mejor versión suya en el cine?
AP: Michael Cane, definitivamente el mejor. Su interpretación me devolvió toda la confianza, no niego los esfuerzos de Michael Gough y Alan Napier, pero me quedo con Cane.
AK: ¿Qué planes hay para el futuro inmediato?
AP: La verdad aun no lo se, espero saberlo pronto. Planeo escribir mi libro de memorias, también quiero escribir algunos guiones con el Sr. Nolan y el Sr. Gilliam, me encantan sus historias.
AK: ¿Cuál ha sido la mejor etapa de su servicio?
AP: Seria la década de los años 70 e inicios de los 80, el Sr. Wayne volvió a su recio carácter y tomo las riendas de su labor como protector y símbolo de Gotham. Creo que le hizo mucho bien hablar con el Sr. O`neil y también con el Sr. Miller. Fue grandioso.

AK: ¿Cuál seria su consejo para las futuras generaciones que quieran servir a los guardianes del orden y la justicia?
AP: No creer en falsas promesas, estar bien preparados y siempre tener un plan B.
AK: Muchas gracias Sr. Pennyworth por su tiempo
AP: A usted por tenerme en cuenta.